Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El prejuicio y la razón

Las personas menos prejuiciosas tienen más facilidad para relacionarse con personas distintas y tener vínculos “más sanos” con otros, po...

Las personas menos prejuiciosas tienen más facilidad para relacionarse con personas distintas y tener vínculos “más sanos” con otros, porque esto permite tener buenas relaciones independientemente de las características de los demás, favoreciendo un disfrute mayor de las diferencias en términos de creencias y valores, inclusive en relación a temas difíciles, como la religión o la política.

Quiero comentar sobre el artículo del señor Roberto Díaz Herrera, publicado en el Diario La Estrella , el pasado 2 de marzo. No pretendo hacer comentarios sobre el contenido político de dicho artículo. Sin embargo la parte que sí me interesa es el tono hostil, agresivo y despectivo que el señor Díaz Herrera — quien ejerce un cargo diplomático en representación de nuestro país — hace del señor Demetrio Papadimitriu, a lo largo de su publicación, ciudadano que, tengo entendido, es panameño con ancestros griegos.

El señor Díaz Herrera critica y se refiere al señor Papadimitriu no por su nombre propio o por el cargo que está ostentando dentro de la campaña de un candidato a la Presidencia de la República, sino por el contrario, pretende una y otra vez a lo largo de su artículo desacreditar al señor Papadimitriu en la labor que está realizando en dicha campaña, pero lo hace de forma xenofóbica y con pretensiones derogatorias, haciendo alusión constantemente a su ascendencia étnica griega; “geniecito griego”, el “publicista griego”, el “grieguito” y así muchas veces más el autor aburre y causa un sabor amargo a los que somos amantes de la tolerancia y las diferencias entre los seres humanos.

La alusión del término “griego” no es un insulto para nadie, es más, estoy segura de que el Sr. Papadimitriu debe estar orgulloso de sus ancestros y del aporte griego a la civilización mundial, sino que es utilizado por el autor en un aparente intento de menoscabar la panameñidad del Sr. Papadimitriu. Es evidente que el origen de la familia del Sr. Papadimitriu no es relevante en el tema electoral — salvo que el autor busque hacer una vinculación entre el ser de origen griego y que Grecia haya sido la cuna de la Democracia — y por lo tanto el término “griego” no es necesario incluirlo para tratar el tema que aborda el autor, dicho sea de paso, de manera antagónica y con rivalidad.

Es evidente que el artículo quiere desprestigiar al señor Papadimitriu, haciéndolo ver menos panameño. Es claro, por consiguiente, que estamos frente a un prejuicio del autor, porque bien es sabido que no se requieren de calificativos étnico—religiosos ni estereotipar para referirse a los seres humanos. El prejuicio cierra la razón y abre evidencias de falta de argumentos convincentes.

*Comisión de RR. HH. de la B´nai B´rith / Comunidad Judía Panameña.rgg@cableonda.net