18 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

‘Panamá, país de las maravillas 2009-2014’

Panamá siempre ha sido bendecida por Dios, como Israel, son dos pedacitos de tierras pequeñas, pero que los ojos de Dios siempre están s...

Panamá siempre ha sido bendecida por Dios, como Israel, son dos pedacitos de tierras pequeñas, pero que los ojos de Dios siempre están sobre ellos.

Tengo fe en Dios en que todo lo puede y no se equivoca, que el 60% del pueblo panameño escogerá a Ricardo Martinelli Berrocal como presidente 2009—2014, seremos el país de las maravillas para todos los panameños sin distinción de color, raza, credo, o clase social

Con Martinelli, un empresario trabajador y de valor que ha sabido manejar sus empresas (el gobierno es la empresa más grande de un país), que empezó de abajo con 20 empleados, hoy son casi 5,000, que sabe lo que es el compromiso de pagar planilla de Seguro Social, impuestos como el CAIR, luz, agua, teléfono, planilla de los empleados, que sabe crear empleos, cómo administrar un gobierno; con una excelente educación y escuelas equipadas mejor que las privadas, acueductos, construcción del metro, buenas carreteras, hospitales, centros de salud y medicinas, un seguro social mejor que las clínicas privadas, cien balboas a mayores de setenta años, viviendas para el pueblo que lo necesiten, ayudar a la juventud con los deportes.

Ayudar al sector agropecuario, forestal y de pesca, ayudar micro y medianas empresa, la carga tributaria más equitativa con solo un impuesto FLATTAX, sanear las finanzas públicas, ayudar a la Universidad de Panamá con más fondos, promoverá el sector turismo, se construirá un nuevo puente o túnel que cruce el Canal de Panamá en Colón, se le darán títulos de propiedad, que ningún gobierno ha dado en los últimos veinte años, ayudará a la actividad marítima, abrirá nuevos mercados al productor con calidad de exportación, escuelas gratis para el idioma inglés, en seguridad su plan será calles seguras y programas de ayudar con prevención de combate directo a la delincuencia, se fortalecerán los procedimientos migratorios que regulen el ingreso de extranjeros que estén vinculados al crimen, fortalecer a la Policía con mejores equipos y aumentos de sueldos, lucha contra la corrupción donde la justicia será como la muerte, nadie se escapa, no falta en ningún hogar el desayuno, almuerzo y cena. Todo este sueño se hará con la ayuda de Dios que todo lo puede y nada es imposible para él, porque mi fe es que tendremos petróleo liviano y sin azufre que nos den ingreso por 2000 millones mensuales.

La Biblia dice: soñar es el principio de grandes metas como José el hijo de Jacob, que empezó su vida con grandes sueños, sus hermanos le decían que estaba loco, pero sus sueños todos se hicieron realidad; David antes de ser rey venció a Goliat, decían que estaba loco y fue el mejor rey de Israel; el Apóstol más grande de la era cristiana de Jesucristo, Pablo de Tarso decía “si estamos locos es que somos de Dios”; y para ver grandes cosas de Dios hay que estar loco; Albert Einstein que descubrió la física moderna le decían loco también; Thomas Alva Edison descubrió la luz le decían loco también; esos grandes hombres son recordados hasta hoy, igual será recordado como presidente Ricardo Martinelli, como un gran estadista. Hace dos años le regalé un cuadro a Martinelli, donde se comprometió a tener frente a su escritorio en la presidencia que dice: “Dios no me dejes en el palacio presidencial cuando mi pueblo me llame y me necesite”.

-El autor es miembro de Cambio Democrático.cheitocastillo@gmail.com