Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Respuesta al ministro Blades

Señor. Rubén Blades

Señor

Rubén Blades

Ministro

Autoridad de Turismo de Panama

E.S.D.

Apreciado señor Blades:

A través de la frustración que se filtra por las costuras de su respuesta al artículo del señor Jaime Figueroa Navarro, el cual denuncia una irregularidad que cada vez es más frecuente y afecta la imagen de nuestro país por la vía del abuso y atropello de las autoridades a turistas que nos visitan, hemos podido percibir cómo Usted se siente ante estos hechos.

Soy creyente de que sólo la denuncia pública puede provocar la eliminación de estas prácticas irregulares, en esta ocasión por parte de miembros de la Policía Nacional y que afortunadamente en el caso que nos ocupa, fue una cantidad tan pequeña que Usted, con ironía y sulfuro, se ha ofrecido a pagar de su propio peculio. Creo que eso tal vez no hubiese sido su caso con el grupo de mujeres haitianas que hace un par de meses fueron despojadas de casi cien mil dólares y que ellas acusaron a través de la prensa nacional a las autoridades del aeropuerto de Tocumen de estar en complicidad con los asaltantes. En cualquier caso, qué terrible sería que los panameños decentes tuviéramos que estar sacando de nuestros bolsillos para olvidar y paliar estos incidentes, tal como Usted lo sugiere, en vez de afrontarlos como ciudadanos responsables.

Pero ministro Blades, aquí lo irónico —además del tono de sus aclaraciones— podría ser el hecho de que el mismo comisionado Troya que Usted menciona, estuvo en la mañana de ayer en el programa que dirige Lucy Molinar para afrontar públicamente este hecho y valientemente dar excusas públicas por la vergonzosa situación y fue precisamente el concepto de “participación ciudadana” el que el director de la Policía invocó una docena de veces como una especie de panacea para detener el desborde criminal.

Es justamente esta participación ciudadana la que ha ejercido el señor Figueroa Navarro y que personalmente practiqué al denunciar el hecho que ha motivado una respuesta por parte suya, a toda luz susceptible y fuera del nivel que tiene su alta investidura.

Pero no debe sumergirse en mayores frustraciones, Señor ministro, pues este día la ciudad de Panamá es noticia positiva, habiendo ocupado el 24º lugar a nivel mundial como las mejores para vivir por parte de hombres norteamericanos. Sólo dos ciudades latinoamericanas fueron escogidas: Santiago de Chile y la nuestra. Es esto lo que debemos defender, conservar y mejorar. Pero no es tarea fácil, si Usted, como uno de los principales actores, adopta actitudes que sugieren que los panameños debemos mantener un silencio cómplice ante estas situaciones. Tomo la oportunidad para hacer de su conocimiento que estos empresarios manifestaron por escrito que además de su licencia de conducir mostraron a los policías otras identificaciones que portaban y que en efecto, sí se trató de una coima.

Lamentablemente, su réplica publicada en el día de hoy con la misma preponderancia que la del escrito—protesta del ciudadano Figueroa Navarro, cobrará el nivel internacional que a usted tanto le afecta y en este caso empeorando lo que usted está tratando de resolver. En su respuesta, Señor Blades, deja  usted la clara sensación de que el turista tendrá que contar con un presupuesto adicional para pagar las coimas en el territorio nacional, y nosotros los ciudadanos, reembolsarles a ellos mientras esperamos. Imagínese cuántos años tendríamos que esperar a que se compruebe el hecho, para entonces poner las denuncias públicas en lo que evidentemente fue, llámelo como Usted lo quiera llamar, una “Bellaca Coima”.

Me despido de Usted reconociendo el esfuerzo hecho por la ATP en ofrecer un buen paquete turístico a nacionales y extranjeros.

Leticia Fonseca de Arias Abogada y Empresaria