Temas Especiales

02 de Jul de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Nuevas soluciones a conflictos laborales

Estamos pasando por una transición en los manejos de conflictos laborales a nivel global, en la cual prevalece la fuerza, el rescate y l...

Estamos pasando por una transición en los manejos de conflictos laborales a nivel global, en la cual prevalece la fuerza, el rescate y la perdida del empleo.

Hoy, existen leyes globales que ofrecen otros mecanismos de resolución de conflictos. En nuestro país existe el Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999, Gaceta Oficial 23,837 de 10 de julio de 1999, Por el cual se establece el régimen general del arbitraje, conciliación y mediación. Se reglamenta mediante el Resuelto No. 106-R-56 del 30 de abril de 2001. El manejo a la resolución de conflictos laborales.

Los sindicatos tienen muchas más herramientas para negociar, que garantice el éxitos y beneficios a los trabajadores. Existe una realidad de capacitación empresa-sindicato de los nuevos procesos de trabajos técnico-científicos y de un buen clima de ambiente laboral para poder competir con los estándares globales y tener la capacidad soberana hasta de producir nuestros propios alimentos. Pero todo eso funciona cuando hay una buena relación Obrero-Patronal.

Cuando empiezan los conflictos laborales y no se ponen de acuerdo en las negociaciones, ya sea en la nueva Convención Colectiva o alguna de las partes viola algún acuerdo del Código de Trabajo, Convención Colectiva, Reglamento Interno o algún otro acuerdo, se puede producir una crisis si no se maneja de una manera adecuada el conflicto. Produciendo el cierre de la industria o importar, perdida de puestos de empleos, involución económica, cultural, conocimiento y de desarrollo. Los Gurús señalan lo siguiente: “Es mejor un mal acuerdo que un buen pleito”.

El líder sindical Luis Alberto González J. señala: “El sindicalismo moderno no trata, ni debe tratar, los conflictos con mecanismo y técnicas que no sean las del dialogo.

La fuerza de la razón no debe anteponer la inteligencia de la fuerza, por el contrario, la fuerza de la inteligencia”.

Con esta nueva facilidad de negociar, los conflictos laborales deberán manejarse en los tribunales y no en la calle, como se hace actualmente afectando el tráfico vehicular, la economía, etcétera. Por estas prácticas de fuerza, la sociedad está percibiendo la lucha de los trabajadores de manera negativa y de poca credibilidad.

Las cifras estadísticas muestran la preferencia de los trabajadores en utilizar el arbitraje, la conciliación y mediación para resolver los conflictos laborales a corto plazo.

El Departamento de Relaciones de Trabajo OFIPLAN y el Departamento de Estadística del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral en el 2008 registraron lo siguiente: el total de convenios fueron 58, y beneficiaron a 11,583 trabajadores.

Por la vía de Negociación: Por Conciliación fueron ocho y se benefició a 600 trabajadores; vía directa 49 y 10,933 beneficiados; vía Laudo Arbitral uno, lo que benefició a 50 trabajadores.

Con todos estos datos presentados no es posible que, hoy, sigamos utilizando los mismos métodos de tratar los conflictos utilizados el 1 de mayo de 1886 como trabajadores y empresarios, cuando todos los contextos han cambiado y la humanidad ha evolucionado.

Felicidades en su día, Trabajadores y Trabajadoras de todo el país.

-El autor es doctor en Ciencias Empresariales.tsalazar@cableonda.net