Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Un CEN sin moral no hace oposición

A partir del 1 de julio, el PRD comienza una nueva faceta en el devenir político nacional, pasamos a ser oposición, aspiramos a ser una ...

A partir del 1 de julio, el PRD comienza una nueva faceta en el devenir político nacional, pasamos a ser oposición, aspiramos a ser una oposición constructiva, sin pactos, prebendas ni negociaciones, por tales motivos requerimos un nuevo Comité Ejecutivo Nacional (CEN) vitalizado, que no esté contaminado con el régimen de Martin Torrijos, que en cinco años de gobierno lo único que hizo fue desmembrar, paralizar y desmotivar el partido para que está corporación no tuviera fuerza para cuestionar sus actos anti torrijistas.

Hay muchas personas que han querido hacer ver: que la situación que en estos momentos mantiene enfrentada a la cúpula del PRD con las bases, como una situación que se reduce a los resultados de las pasadas elecciones, hay que dejar en claro que esta situación es solo una parte.

La otra parte es el abandono del método de conducción torrijista, la desorganización de los procesos eleccionarios internos, el irrespeto a la militancia partidista, la falta de transparencia en el manejo del subsidio electoral. Estas son algunas de las razones que nos ponen en condiciones de exigirle al actual CEN su renuncia, por la evidente incapacidad demostrada en la organización, la complicidad de personajes colaboradores que conscientemente dentro del mismo CEN nunca se atrevieron a levantar sus manos para defender lo postulado dentro del partido ni tuvieron la valentía de solicitar hacer un alto, a la política errática del secretario general, Martin Torrijos, en contra de nuestro origen y fundamentos.

¿Qué ganaría una cúpula desgastada, con quedarse atrincherada en el CEN? Este aferramiento nos hace pensar que sólo existe un objetivo, esquivar las futuras embestidas de las investigaciones que afrontarán por parte de la justicia. Esto nos obliga a preguntarle a la membresía de nuestro partido ¿qué desean?, ¿un PRD con gallardía, que esté dispuesto a ripostar las embestidas del millonario. O un PRD de rodillas, mal guiado por individuos desgastados y vulnerables a cualquier investigación?

*Miembro del Frente por la Defensa de Colón.practico20@hotmail.com