Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Excuse me, Mr. Turista

Con el acelerado incremento del turismo en Panamá, pese a todas las fisuras básicas que persisten en el ambiente, se hace obligatoria la...

Con el acelerado incremento del turismo en Panamá, pese a todas las fisuras básicas que persisten en el ambiente, se hace obligatoria la implementación de una herramienta de medición que nos permita la evaluación del desempeño de los funcionarios comisionados en esta importante cartera.

Todos manifiestan opiniones sobre el desempeño del ministro Rubén Blades. Algunos aluden que su labor ha sido fecunda, otros la consideran oscura. Otorgando justicia al funcionario, cándidamente no podemos arquear su desempeño, a falta de una encuesta de opinión al jugador más valioso en la actividad: el turista.

Nos preocupamos mucho por definir cuáles son los elementos que frustran el entorno, pero nadie ha velado por consultar al turista e inquirir como fue su vivencia, en qué componentes fuimos virtuosos y en cuáles fracasamos. Más trascendente aun, si verdaderamente le hemos impactado, como puntualiza el eslogan de la reinante campaña: “Panamá, it will never leave you” , a tal punto de sugerir apasionadamente nuestro país como destino turístico a sus vecinos, compañeros de trabajo, familiares y amigos, iniciando así el movimiento gestado de boca a boca, sin lugar a duda el de mayor éxito en la venta de otros destinos.

Un turista satisfecho es el arma de mayor venta del país en ultramar. La implementación de una encuesta de opinión, científicamente elaborada, a la emigración del turista en los muelles, aeropuertos y fronteras, nos permitiría evaluar el desempeño de nuestro ministro y serviría al presidente como una herramienta de medición fiel para la permanencia del funcionario y la eficacia de la ATP. Aparte de ello, se esgrime la encuesta como un termómetro diario de actividades extrínsecas, aquellas irregularidades cotidianas del entorno, para tomar acciones inmediatas de forma tal que la Autoridad de Turismo de Panamá se convierta en un ente de acción continua y no de reacción ocasional.

Asimismo se podría medir la eficiencia de las acciones realizadas, dentro y fuera del Plan Maestro de Turismo Sostenible 2008-2020, para verificar si efectivamente es tan desprendido como sus gestores lo venden o simplemente otra monografía más y si las acciones accesorias que tenga a bien la ATP implantar, son contundentes o incorrectas.

Proveniente el turista de un hábitat distinto, el cual le permite apreciar nuestra oferta con un prisma que refleja su lugar de origen, sus sugerencias se tornan en valiosos aportes para la eficacia en la administración turística. El ministro durante su reunión mensual de desempeño resaltaría las sugerencias más valiosas asignando acciones específicas a sus ejecutivos con fechas de implementación especificas, cuyo cumplimiento sería revisado durante la próxima reunión mensual. Administrando profesionalmente nuestro turismo lograríamos objetivos claros y un desarrollo permanente en la industria que más ingresos aporta al fisco y, más importante aun, a todos los panameños.

No sería necia sugerencia, señor presidente, que las otras entidades de su gobierno, se manejaran bajo el mismo esquema, para así velar permanentemente por un servicio de calidad a todos sus usuarios que en la mayoría de los casos, somos los ciudadanos. Sería esta la esencia del verdadero cambio.

-El autor es especialista en turismo.panamaallinone@yahoo.com