Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Documento digno de consulta

Hace aproximadamente 40 años, la Dirección General de Planificación y Administración de la Presidencia de la República, presentó al Gobi...

Hace aproximadamente 40 años, la Dirección General de Planificación y Administración de la Presidencia de la República, presentó al Gobierno y al país, un documento de estudio de la realidad nacional titulado: “Estrategia para el Desarrollo Nacional: 1970-1980”. Documentos como este no se han producido jamás durante los Gobiernos sucesivos, pese al tiempo en que se presentó (1969), y lo que en materia política ha transcurrido a la fecha, bajo regímenes militares y civiles, respectivamente.

Entonces existía como ahora, el Ministerio de la Presidencia, cuyas funciones y actividades se apoyaban en las recomendaciones técnicas de la Dirección General de Planificación y Administración de la Presidencia. No era una Dirección burocrática, como el FES, FIS y otras Secretarías adscritas a la Presidencia, creadas en los últimos años. Era una Dirección General Técnica, con personal especializado, y con Departamento de Planificación y Secciones de Programación Económica, de Programación Sectorial y Proyectos, de Análisis y Evaluación de Proyectos, de Sección de Planificación Regional, de Sección de Estadísticas y de una Comisión de Estudios Interdisciplinarios para el Desarrollo de la Nacionalidad.

“Estrategia para el Desarrollo Nacional” , término con el cual se distinguen los objetivos globales que se desprenden de la evolución histórica de Panamá y del análisis de las perspectivas que se presentan para su logro, es, pues, un documento digno de consulta. Los objetivos definidos en su contenido, son imprescindibles para guiar el comportamiento de la Nación panameña hacia el desarrollo de su potencial. No es un documento histórico final ni mucho menos exhaustivo. Su propósito fue mucho más modesto: orientar al Gobierno Nacional e informar a la opinión pública sobre las posibilidades que se presentan a Panamá para mejorar la calidad de vida de los panameños y fortalecer su independencia política y económica.

Con ese esfuerzo se pretendía enfocar la realidad panameña y las posibilidades de desarrollo nacional. Los temas de la Estrategia, los que serían nutridos con criterios, elementos de juicio y de informaciones sobre las alternativas que deberían ser tomados en cuenta en el proceso de adoptar decisiones que afectaran al bienestar nacional. Lamentablemente, la Dirección General de Planificación y Administración de la Presidencia fue eliminada a mediados de los años 70 y, desde entonces hasta el 30 de junio de 2009, el Ministerio de la Presidencia debió limitar sus funciones al clientelismo político. Además, durante este último quinquenio, siguiendo instrucciones directrices del supuesto “Despacho de la Primera Dama” (sin base legal ni jurídica), se ocupó también de desarrollar programas sociales de interés particular, como si fueran problemas de Estado.

Sería de desear que el nuevo Gobierno por el Cambio, consultara el documento a que hacemos referencia: “Buscaba los medios, por una parte, de estructurar un mayor dominio sobre los recursos y por otra, de dar una nueva orientación de la economía, a fin de hacerla cada vez menos dependiente del recurso mayor explotado hasta ahora, la posición geográfica y las actividades derivadas de sus recursos”. Estos, por razones de la magnitud de los esfuerzos requeridos, necesariamente imponen soluciones a largo plazo, que en todo momento deben coordinarse con las decisiones que se tomen en el ejercicio diario de la función de gobierno, para establecer continuidad y consistencia.

*Pedagogo, escritor y diplomático.socratessiete@gmail.com