Temas Especiales

27 de Jun de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La criminalidad a nivel nacional

El Sistema Integrado Nacional de Estadísticas Criminales (SIEC), del Ministerio de Gobierno y Justicia, ha preparado una serie de estadí...

El Sistema Integrado Nacional de Estadísticas Criminales (SIEC), del Ministerio de Gobierno y Justicia, ha preparado una serie de estadísticas a nivel provincial que indican con claridad el desarrollo del crimen organizado y detalla la ocurrencia y crecimiento de los delitos criminales. El estudio y análisis de esta información debería ser un objetivo prioritario en la agenda de todos los dirigentes políticos, cívicos, intelectuales y religiosos de este país. Veamos un resumen de esta información.

La mayoría de los delitos registrados en el país son contra el patrimonio. El robo a mano armada, con 6,142, superó al robo simple, que registró 1,719 casos en el 2008. Este hecho es muy alarmante, considerando el peligro que corren las víctimas por esta modalidad de robo. La violencia doméstica, con 6,597 casos, ocupa el segundo lugar de los delitos que se registran con mayor frecuencia, aunque se ha lanzado una campaña fuerte en contra del mismo. Los homicidios, con 654 casos, aumentaron 47% con respeto al año anterior, lo que representa un incremento sin precedentes para nuestro país.

La provincia de Panamá es el área del país que tiene el índice más alto de delincuencia. Podemos observar que la mayoría de los delincuentes y pandillas operan en esta área. Los centros penitenciarios ya no dan abasto para la cantidad de delincuentes que hay en las calles. Por lo tanto, vemos que la provincia de Panamá registra 418 homicidios que representa el 70% de todos los homicidios a nivel nacional. De los delitos que se cometen con mayor frecuencia tenemos el hurto con 9,166 casos, robo a mano armada 3,742 casos y la violencia doméstica con 2,187 casos.

En el caso particular de San Miguelito el problema más serio es el crimen organizado, que a través de las pandillas se ha tomado el control de diversas áreas en este distrito. Podemos observar cómo las pandillas callejeras han tomado control de sectores populares como Torrijos-Carter y Santa Marta.

La provincia de Chiriquí se ubica en el segundo lugar de la República de Panamá en donde se cometen actos criminales. Sin embargo, Chiriquí aún no tiene los índices de homicidio y robo a mano armada que se registran en la provincia de Panamá. Podemos observar que para el año 2008, en la provincia de Chiriquí el mayor número de delitos y faltas se registraron por el delito de hurto con 1,416 casos, seguido por violencia doméstica con 1,064 y lesiones personales con 363.

Según las estadísticas criminales suministradas por el SIEC, podemos indicar que se registraron en el 2008, 497 robos a mano armada. En los casos de robo a mano armada el 72% fue mediante uso de arma de fuego, y en los de hurto el 31% fue a residencia y el 22% a personas. Cabe señalar que para el 2008 se ha reportado 173 robos a mano armada más que el año 2007. Además, se registraron 125 casos de homicidios. En Colón existen 26 pandillas que operan a lo largo del territorio de esa provincia.

En el caso particular de Herrera y Los Santos podemos observar que muestran bajos índices de criminalidad en relación a otras provincias del país. El SIEC ha observado que en las provincias del interior se registran más casos de violencia doméstica per cápita que en las provincias de Panamá y Colón. En la provincia de Los Santos se registraron 434 casos de violencia doméstica y en Herrera 459 y este es el delito que más ocurre en esta provincia.

En la provincia de Veraguas las estadísticas del SIEC indican que en el 2008 el hurto es el principal delito principalmente en la capital Santiago y el problema de la violencia doméstica no se registra correctamente, porque por la lejanía de algunas poblaciones la población afectada no presenta las denuncias.

Toda esta realidad que vive el país en materia de criminalidad indica la necesidad urgente de desarrollar un programa integral para devolver la seguridad a los panameños. El ministro de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, anunció la semana pasada la implementación de una estrategia que contenía medidas de prevención, acciones de represión, resocialización con nuevas instalaciones y programas, así como la integración de la comunidad a la lucha contra el crimen organizado.

El Gobierno impulsa la cooperación internacional para atacar el crimen organizado y tiene la intención de lograr una coordinación real entre los organismos encargados de manejar este tema. Al final del día el problema de la seguridad ciudadana es de todos y es nuestro deber participar en la lucha contra el crimen y la delincuencia en todas sus manifestaciones.

*Ingeniero y analista político.blandonc@cwpanama.net