Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

No a la eliminación de la materia Relaciones entre Panamá y EEUU

En un monólogo de la TV, la directora de Currículum del Ministerio de Educación (MEDUCA) señaló que una de las materias a eliminar de lo...

En un monólogo de la TV, la directora de Currículum del Ministerio de Educación (MEDUCA) señaló que una de las materias a eliminar de los IPT”s es la de Relaciones entre Panamá y los Estados Unidos.

Hemos insistido, citando a otros autores, sobre la importancia de esta materia. Hay quienes dicen: “ los gringos ya se fueron ” o “ no comemos soberanía ”. Ambas “ tesis ” son incorrectas.

Los gringos siguen en Panamá. Interviniendo en todas partes, las maniobras militares, la administración del Canal,.. hasta en las elecciones, como a principios del siglo XX.

También hemos escrito sobre los beneficios económicos que genera la soberanía (mediatizada aún por convenios y mentes colonizadas en la dirección del Estado) después de la recuperación del Canal y el territorio de las bases militares, que aún pretenden revivir en nuestro territorio. La tesis de quienes defendían la presencia militar de los yanquis ha sido derrotada por la realidad.

Pero lo que está en juego aquí es algo más profundo que queremos analizar en este artículo.

La tesis del “ yesman ”, del “ Panamá cede ”, de la indignidad nacional, fue derrotada en 1964, cuando con el acumulado de la lucha antiimperialista, el pueblo panameño dijo: ¡Basta de tanta ignominia, explotación y opresión del imperialismo yanqui!

A partir de allí se revierte la historia. Y panameños y panameñas nos vinculamos a la tesis que nos vendían de que “ por los yanquis estamos bien ”. Desde entonces, este capítulo de la historia nacional, forma parte de la conciencia nacional, de la nacionalidad panameña.

Hoy, los “ yesman ” intentan renacer, igual que lo hacen los “ neonazis ” en Italia o Alemania.

Esa tesis fue combatida por quienes nunca nos doblegamos a la soberbia imperial y es reflejada en el arte y la literatura, en novelas o en poemas como Al Cerro Ancón (1907) o cuando Demetrio Herrera Sevillano (1939) nos decía contra esos “ yesman ”: “ ¡Por favor!, que no se diga que tú no tienes conciencia. ¡No, no, no! Ni que sólo dices sí, aunque necesites no. Ni que te guste el ultraje. ¡No, no, no! ”.

En 1964, en la lucha de nuestros Mártires, estuvieron presentes centenas de autores nacionales que defendieron el interés nacional ante el extranjero que pisoteaba nuestra soberanía. Eso es lo que pretenden los “ neoyesman ” liquidar.

La materia de Relaciones entre Panamá y los Estados Unidos nace después de los acontecimientos de 1964, como materia obligatoria para todos los bachilleratos y carreras universitarias, legislación violada por el MEDUCA y por las universidades estatales y privadas. Y no se trata de convertirla en un bimestre de la materia de Historia de Panamá, como se propone.

Tenemos el derecho a conocer este capítulo de la historia en toda su complejidad, porque, sin desconocer el resto, con la lucha por la soberanía se consolida el ser nacional.

Y como decía la poetisa Diana Morán: “ No es la moda de llamarnos tercos; sino el instinto de conservar el nosotros de la sangre y de la esperma ”.

*Escritor y editor.vearauzm@hotmail.com