Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Estrategia participativa y el cambio

Panamá demanda de ingentes esfuerzos encausados a la cohesión social en proyectos y programas de desarrollo. Sin embargo, nos encontramo...

Panamá demanda de ingentes esfuerzos encausados a la cohesión social en proyectos y programas de desarrollo. Sin embargo, nos encontramos con una contundente realidad y es que el enfoque participativo en el gobierno del cambio es menos aprovechado para la formulación de propuestas integrales, prolijadas de paquetes de políticas y estrategias multisectoriales de desarrollo, evidenciando que un plan estratégico de gobierno no es el resultado de la improvisación ni de la ejecución por un minúsculo grupo de polifacéticos o expertos internacionales.

La implantación de una estrategia exige un diagnóstico de cada institución panameña que delimite las falencias y fortalezas que determinan fraguar un planeamiento estratégico apalancando la evaluación del sentido de pertenencia de sus colaboradores, valores, misión, visión y objetivos de cada entidad pública; asumiendo el protagonismo de ese ponderado cambio, lo que le aseguraría a los estrategas conceptuar el plan estratégico de gobierno que a ciencia cierta ignoramos si este análisis formó parte de la agenda política del cambio y si contó con la participación de profesionales comprometidos.

La visión estratégica nacional a largo plazo evalúa la opinión pública puesto que las experiencias resultante de la sinergia son valiosas y coadyuvan a ampliar el debate nacional sobre los posibles escenarios del desarrollo.

También pueden aproximar al gobierno del cambio hacia algún tipo de consenso sobre las prioridades nacionales de desarrollo, como ha ocurrido en otras latitudes; pero en último término deben ser complementados con propuestas concretas para reformar las políticas nacionales.

Por más relevancia que se le ha impreso al cambio gubernamental, no podemos escamotearle importancia a los eminentes procesos de comunicación que entraña la ejecución de una estrategia, materializada con el logro de los objetivos a corto plazo evaluando en el trayecto los errores, corrigiendo y reajustando los procesos a través del rediseño y participación de todos los panameños traduciéndose en alianza táctica para la ejecución de este plan estratégico quinquenal, buscando como resultado la razón de ser de la institución.

Es oportuno preguntar ¿por qué la formulación de la estrategia debe fundamentarse en procesos participativos? ¿Qué se gana con esto? ¿Por qué no puede el gobierno del cambio asumir por sí solo la responsabilidad de formular políticas? La respuesta se puede resumir en cinco puntos principales: La participación es un garante en el logro de los objetivos, apoya el consenso aparejando el fortalecimiento político del cambio. La estrategia participativa construye un radio de acción, conciencia ciudadana y un sentimiento cívico permitiéndoles a los actores sociales la vinculación en los temas de interés nacional. La experiencia ha demostrado que los actores sociales apoyan con fundamentos sólidos el consenso y aportan enriqueciendo al diálogo nacional. La estrategia participativa elabora políticas sigmentada en procesos continuos con transparencia y calidad.

.Las políticas nacionales prioriza las necesidades de las mayorías mediante el poder de la negociación.

*Magíster en Gerencia Estratégica y Comunicación. elodia_0262@yahoo.es