Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

¿Cuál es mi destino?

Esta es la historia de un muchacho que con su diploma de estudios universitarios va en la búsqueda de su realización profesional. “Afron...

Esta es la historia de un muchacho que con su diploma de estudios universitarios va en la búsqueda de su realización profesional. “Afronta con decisión y autocontrol las adversidades de la vida”. El muchacho escuchaba en silencio las palabras de su padre, sonrió y bajó la cabeza en señal de respeto. Empezaron a surgir en él fuertes inquietudes y se preguntaba: “¿Cuál será mi destino?”.

Conforme reflexionaba sintió la necesidad de comprometerse a lograr una mejor calidad de vida. Entendió que este era su momento de salir de su situación de pobreza y de retribuirles a sus padres todo el bien que le habían hecho.

Pero, aún temía lo que iba a encontrar y sin darse cuenta se dirigió a un lugar donde las corrientes, los vientos y las tormentas de los poderosos querían llegar a dirigir su propio destino. Observó cómo un personaje usaba su fuerza y su poder para centralizar las decisiones y cometer arbitrariedades e injusticias y, la gente solo obedecía y aceptaba órdenes, no hablaba, no se atrevía a expresarse con libertad. Esta situación le preocupó y con amargura se cuestionó: “ ¿Será este mi destino? ”.

En su búsqueda estuvo en un lugar donde habitaba mucha gente como si estuvieran muertas en vida y les preguntó por el significado de sus existencias: “ Comer cuando se puede, embriagarnos y drogarnos hasta perder la memoria, y terminar en una fosa común. Somos criaturas mal hechas, mediocres, nacidas con mala estrella. ¿Por qué mandar a nuestros hijos a la escuela, si están condenados a la falta de oportunidades? Ven, te invito a matar un poco el tiempo haciendo mujeres a nuestras niñas ”. El muchacho se retiró triste y se preguntó nuevamente: “ ¿Es este mi destino? ”. La misma pregunta se hizo cuando se encontró a este joven que iba de prisa y a su curiosidad, éste le respondió: “ No dispongo de tiempo, hoy debo buscar a quien arrebatarle su vida, antes que acaben con la mía. Ven, toma esta arma y te invito a que te unas a nosotros ”.

En su recorrido escuchó unos gritos ensayados de un grupo de personas que obstruían el paso a terceros: “ ¡Libertad! ¡Justicia! ¡Un pueblo unido jamás será vencido! ”. El muchacho se asombró de la seguridad con que gritaban. Y los interpeló diciendo: “ ¿Qué piensan hacer después de esto? ”. “ ¡Nada! Nadie nos escucha. Pero, ayúdanos a gritar ”. Decepcionado de este comportamiento se preguntó: “ ¿Será este mi destino? ”.

De repente coincidió con uno de sus compañeros de la Universidad, bien trajeado e impecable y le preguntó: “ ¿Como lograste sobresalir? ”. “ Sencillo. No permitas que nadie sobresalga sobre ti. El que se atreva húndelo hasta el fondo, bloquea su intento, usa todo tipo de patraña ”. El corazón del muchacho se compadeció al ver en lo que su compañero de clases se había convertido, en un verdadero corrupto. Y, volvió a preguntarse: “ ¿Es este mi destino? ”.

De tanto buscar, el muchacho se quedó paralizado, no reaccionaba ante la triste realidad de miles de seres que viven en la oscuridad y en la incertidumbre. Pero, por segunda vez escuchó su voz interior que lo alentó diciendo: “ Escoge tu propio camino, no te hundas en el pantano de los demás. La clave del éxito está dentro de ti ”. Y, empezó a actuar por sí mismo, a confiar en él y a darle valor a su existencia.

*Especialista de la conducta humana.gemiliani@cableonda.net