Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Módulo de comunicación masiva

D urante el pasado fin de semana tuve la honrosa distinción de haber participado como expositor en un Diplomado de Gerencia Integral al ...

D urante el pasado fin de semana tuve la honrosa distinción de haber participado como expositor en un Diplomado de Gerencia Integral al Sector Cooperativo, organizado por el Instituto Panameño Autónomo Cooperativo en conjunto con la Universidad Latina, en el que pude conocer del entusiasmo y dedicación de un grupo de administradores y gerentes de cooperativas que funcionan en Colón y Panamá.

La ocasión fue excelente toda vez que el grupo nos permitió durante diez horas divididas entre viernes y sábado, exponer en una interesante conversación muchos aspectos del periodismo y su aplicación en beneficio de la actividad que las cooperativas realizan en beneficio del desarrollo económico y social del país.

Sobre todo, me pude percatar del interés que muchos panameños tienen sobre el papel de los medios de comunicación en el acontecer diario, y a la par, analizar sus inquietudes por la forma en que los periodistas enfrentamos los problemas que muchas veces implica el tratamiento de la noticia.

Debo reconocer que para mí fue una sorpresa la dinámica de este grupo. Su óptica por la forma en que los medios informativos les suministran cada uno de los acontecimientos que de manera directa e indirecta les afecta. En fin, hubo una interacción positiva y beneficiosa.

Debo reconocer el esfuerzo del IPACOOP, que cumplió el pasado mes nada menos que 30 años de existencia, en fomentar una tarea docente orientada a fortalecer la calidad del servicio que ofrecen las cooperativas en todo el país, actividad que obviamente es respaldada por el factor humano que tiene en sus manos la tarea de regentar el cooperativismo en una gran cantidad de organizaciones.

Pude enterarme de que en Panamá existen unas doscientas mil personas que forman parte de un centenar de cooperativas, que tienen como propósito fundamental no solo respaldar y promover el desarrollo socioeconómico del país, en términos generales, sino la participación del individuo como parte de ese progreso.

Es reconfortante saber, por ejemplo, que el Instituto Panameño Autónomo Cooperativo, entidad responsable de formular, dirigir, planificar y ejecutar la política cooperativa del Estado, se encuentra en estos momentos, en medio de una gran fortaleza gracias al trabajo que realiza su actual directora, Ana G. Rosas de Vallarino.

Como decía, nos tocó desarrollar temas como ‘Conceptos modernos de la comunicación masiva’, ‘Análisis de la comunicación estratégica en la historia de la Humanidad’, ‘Análisis del proceso de comunicación (emisor, canal y receptor)’, y ‘Análisis de la conducta del individuo’. Además, tuvimos la oportunidad de referirnos a los ‘Manejos de medios de comunicación masiva’, ‘Cooperativas y la comunicación masiva estratégica’, ‘Inteligencia emocional’ y, finalmente, sobre ‘Sistema de información gerencial en la comunicación estratégica’.

Fueron dos días de intenso trabajo en el que recibimos el formidable respaldo de la coordinadora por el IPACOOP en este diplomado, profesora Yesenia Villamil, quien estuvo siempre muy atenta a cumplir con las necesidades y apoyo requeridos.

La jornada contribuyó, igualmente, a que conociéramos qué esperan nuestros lectores y lo que demandan todos los que buscan una orientación a través de los medios de comunicación masivos. Incluyendo, claro está, sus inconformidades y expectativas.

En fin, fue una jornada agradable. Participantes y expositor se combinaron en el esfuerzo para alcanzar la meta y entender al final del camino que existen muchas formas para consolidar un trabajo que sin ningún problema contribuya recíprocamente a los mejores intereses de la nación.

No conocía las instalaciones de la Universidad Latina, la cual funciona en instalaciones modernas y adecuadas para atender a los que buscan una superación profesional a través del estudio formal. Debo señalar que quedé gratamente sorprendido por el orden y la actitud de los jóvenes que vi en pasillos y en aulas dedicados a ese proceso de enseñanza y aprendizaje. Es estimulante conocer que Panamá marcha a la vanguardia de centros de altos estudios que aportan su grano de arena en aras de nuestros muchachos y muchachas.

Finalmente, ojalá que otras organizaciones copien la afortunada iniciativa del IPACOOP en su afán de facilitar a todos los involucrados en la actividad cooperativista de las herramientas intelectuales y técnicas, para que su labor sea cada día más adecuada a los nuevos tiempos.

*PERIODISTA.