Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Ajedrez político

Un tema que acaparó la atención de la opinión pública en las últimas semanas, fue la polémica entre el dirigente de los jubilados indepe...

Un tema que acaparó la atención de la opinión pública en las últimas semanas, fue la polémica entre el dirigente de los jubilados independientes Eladio Fernández y el señor presidente de la República.

Tal diferencia se produce por las declaraciones efectuadas por el presidente Martinelli, cuando expresa ante los medios que ‘nunca habló de aumentar B/.50.00 a los jubilados’, mientras el señor Fernández, asevera que existe ese compromiso, que se busquen las grabaciones.

Otra discrepancia surgida a raíz de este tema, se da producto de lo expuesto por el presidente Martinelli, al anunciar la intención de usar los fondos del subsidio electoral, para financiar el aumento a los jubilados. Esta iniciativa trajo el rápido rechazo del Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales. Así como reacciones de miembros de partidos políticos, quienes argumentan que es necesario salvaguardar la contribución electoral por diversos motivos, entre los cuales señalan prescindir de financiamiento privado, robustecer la institucionalidad de los partidos y asegurar igualdad de oportunidades.

Aunque el subsidio electoral se introdujo como mecanismo para fortalecer la institucionalidad de los partidos políticos y contribuir a asegurar la representación popular, existe una fuerte percepción ciudadana de que estos fondos millonarios generalmente no son bien utilizados, lo que representa una ofensa frente a las inmensas carencias y pobreza en que vive la población.

En atención a ello, la propuesta del presidente Martinelli de aumentar a los jubilados, con fondos del subsidio electoral, caló positivamente, en un altísimo porcentaje de la población, aún cuando dirigentes políticos señalan que es una estrategia política para debilitar a quienes puedan ser sus adversarios en los comicios electorales del 2014.

Por los vientos que soplan, se evidencia que aún cuando está iniciando la actual gestión gubernamental, la política partidista no se detiene y ya se inicia el proselitismo para el próximo periodo electoral. De ser ciertas las apreciaciones enumeradas por opositores del gobierno, a la eliminación del subsidio electoral, el presidente Martinelli estaría haciendo gala de ser un buen ajedrecista político, al aprovechar la falta de credibilidad y descontento popular en los partidos políticos. Con esta iniciativa mataría dos pájaros de un solo tiro.

Ahora, independientemente de resolverse la justa petición de todos los jubilados, con pensiones menores a B/.1500.00, es necesario reflexionar sobre el incremento del costo de vida en Panamá y su afectación en el bolsillo de la población.

Es imperante dejar la politiquería de lado y diseñar e implementar políticas de Estado en materia salarial. Si se quiere un cambio verdadero, es necesario sentar bases sólidas para despolitizar las instituciones públicas, dejar atrás la mala práctica del clientelismo, el amiguismo, el compadrazgo y establecer un sistema equitativo de cargos y salarios.

De igual manera, implementar iniciativas efectivas, a fin de que los dineros incautados del narcotráfico sean utilizados para proyectos y obras de beneficio social.

*ECONOMISTA Y EDUCADORA.