04 de Dic de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Esfuerzo humano para salvar las vidas

Millones de personas recientemente observaron, leyeron o escucharon por diferentes medios de comunicación el esfuerzo mancomunado de paí...

Millones de personas recientemente observaron, leyeron o escucharon por diferentes medios de comunicación el esfuerzo mancomunado de países, recursos humanos y tecnología orientados a un solo objetivo: salvar la vida de 33 mineros chilenos.

Luego de varios meses de espera la operación fue totalmente un éxito. Se arrancó de las profundidades de la Tierra el derecho a la vida.

Eso demostró que cuando la Humanidad se esfuerza por salvar la vida en peligro se logra. Chile como país vanguardista en esta misión reafirmó ese compromiso.

Pero luego de la alegría colectiva que invadió a una proporción incalculable de testigos, es importante hacer unas breves reflexiones.

La Humanidad, en su mayor parte, vive atrapada día a día en una mina derrumbada. El hambre, la pobreza, las enfermedades del pasado y presente, emergentes y remergentes, la violencia, las adicciones, las guerras, la corrupción globalizada, etc., son factores que atentan permanentemente contra la vida, produciendo muertes prematuras, en especial de nuestra niñez.

Hoy y cada día, se muestran cifras que nos deben avergonzar. Una de ellas, reciente, versa sobre el aumento del hambre en el mundo, y por ende sus secuelas.

Los sistemas pseudo—democráticos son también cómplices de estas situaciones. Siguen siendo peldaños ascendentes para la corrupción y las consecuencias altamente negativa que en la salud y la vida ella produce. Se reafirma recientemente este hecho en reunión de la OEA.

Ojalá que el ejemplo de la MINA SAN JOSE sirva de catalizador hacia la búsqueda de esfuerzos colectivos en nuestra sociedad para salvaguardar ese derecho supremo del ser humano... la vida.

Que la codicia, ese querer tener en vez de ser, enfermedad social altamente contagiosa y sus conocidas complicaciones en nuestra sociedad, vaya siendo combatida por una democracia realmente social, participativa y no la plutocracia reinante con sabor a monarquías.

Salud no es ausencia de enfermedad, es algo más.

*MÉDICO.