Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Leonor T. Mendieta R.

Columnistas

¡Conciencia, hoy! Mañana, no valen quejas...

Nuestro futuro es muy malo, si no tomamos conciencia, si no dejamos la indiferencia o la sinvergüenzura de hacer solo lo que nos conviene.

Falta poco para que termine esta campaña, por fin, y a estas alturas no podemos estar con posiciones endebles ni con dudas sobre lo que debemos hacer.

Lo importante aquí es el futuro de nuestras nación, de todos nosotros.

Se dice que el futuro se construye en el presente, y tomando esta sentencia como referencia, de acuerdo a nuestro presente, nuestro futuro es muy malo, si no tomamos conciencia, si no dejamos la indiferencia o la sinvergüenzura de hacer solo lo que nos conviene individualmente, sin importarnos con los demás.

Si dejamos todo a la misma gente de siempre, si aún saliendo a formar parte, lo hacemos por gente que ya sabemos lo que es y que no es nada bueno para nadie, porque a la larga quien daña a nuestros ‘enemigos’ terminará en algún momento volviéndose en nuestra contra si es lo que le conviene, seremos parte de toda la maldad que se cierna sobre nuestro país y, por ende, sobre nuestro pueblo, del cual formamos parte, al igual que nuestros familiares.

¡Tomemos conciencia señores! ¡Mañana no se vale la quejadera!

Ahora es cuando debemos hacer lo que sabemos que es lo correcto, aunque en el momento nos parezca que no encierra ningún beneficio personal. Pero pensemos, si al país le va bien, si a las mayorías les va bien, llegará el momento en que nos toque a todos, porque, aunque seamos parte de la gente no cercana a los que queden, si son buenos y se deciden a ejecutar obras en beneficios de todos, a ocuparse como debe ser de la salud, educación vivienda, a cuidar los bienes del Estado, que son de todos, a vigilar que no se roben la plata y poner tras las rejas a quienes hayan robado o pretendan seguir robando, TODOS NOS BENEFICIAMOS.

Salgamos a votar, hablemos a nuestras familias, para que quienes estén en edad de votar, vayan... y voten bien, que no boten el voto. Ancianos, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, personas con algún problema de salud, apoyémoslos para que vayan a votar en la mañana; los que estamos mejorcitos podemos hacerlo más tarde y quedarnos a cuidar el voto, para evitar malas ideas, solo por si acaso. Pensemos en Panamá, en nuestro futuro.

EDUCADORA (R)