Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Rogelio Herrera

Columnistas

Las triquiñuelas del político

Los más descarados son los que en el ejercicio político-administrativo, que desempeñaron en el pasado, nunca han servido para nada.

Las triquiñuelas son los medios que se emplean con astucia y habilidad para conseguir un fin, y en el que hay oculto un engaño. Esta es la característica de muchos políticos, que, sin asco, mienten miserablemente en sus campañas, diciendo que van a solucionar todos los problemas de los panameños.

Los más descarados son los que en el ejercicio político-administrativo, que desempeñaron en el pasado, nunca han servido para nada. En tal sentido nos dice Karin Schmidt O.: ‘Pretendo mostrar que un trabajo acabado y bien hecho, cualquiera que éste sea, constituye la forma más concreta de servir a los demás: del hecho de cómo seamos capaces de trabajar dependerá la calidad de servicio que logremos prestar. Y que el prestar un buen servicio ‘ese saber hacer’, es algo que tiene mucho que ver con la ética’.

Para tratar de ética primero tenemos que hablar de la moral de los hombres. De estos nexos humanos se deriva un conjunto de comportamientos y conductas diversas, pero que totalmente implican una serie de hechos que tienen significación ética.

Esta sucesión de nociones éticas arrastran consigo diversas formas de comportamiento efectivo y concreto, las cuales son ese repertorio de conductas que tienen el nombre de ‘morales’, dando lugar así que mientras la moral se relaciona directamente con el comportamiento efectivo y concreto, bueno o malo, la ética es más bien un conjunto teórico de reflexiones sobre los hechos morales cuyo sujeto es el hombre.

En Panamá existen innumerables denuncias de corrupción, algunas reales y otras inventadas, ya que el fin justifica los medios. El fin actual es lograr el poder político y los medios pueden ser diversos. Son muchas las acusaciones mutuas entre los candidatos, pero ¿quiénes mienten y quiénes dicen la verdad? El concepto de verdad muchos lo relegan al concepto de autoridad; El diccionario de la RAE dice: ‘La verdad es un juicio o proposición que no se puede negar racionalmente. Sin embargo, un juicio a su vez es una opinión sobre un tema en el que la mayoría está de acuerdo’, ¿será verdad?

Entre los griegos, la verdad fue atribuida en primer lugar a los dioses, luego en Platón, era materia de conocimiento sin intervención de los sentidos. Otros han asegurado que la verdad está en Dios. También existen las verdades a medias, de uso común para justificar algo que no es verdad, Pero ayudan a salir de un problema de ‘mentiras’. Que no te confundan con verdades que no lo son. No existe una verdad universal, sino múltiples verdades creadas por el hombre. La verdad es la correspondencia de una proposición con los objetos de que ella habla.

Para seguir orientando a nuestros ciudadanos, hay que detectar en los candidatos la verdad o la mentira, por medio de la voz, el lenguaje utilizado, los gestos, su imagen y lo que expresan. Sus valores deben ser: amor desinteresado, agradecimiento, respeto, amistad, bondad, dignidad, generosidad, honestidad, humildad, laboriosidad, lealtad, libertad, paz, perseverancia, prudencia, responsabilidad, solidaridad y tolerancia.

EDUCADOR