Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Guillermo Russo Checa

Columnistas

El Perú y Panamá, socios estratégicos en el Pacífico

‘Son muchos los temas de Estado e intereses que unen a nuestros dos países...’.

Hoy, visita oficialmente Panamá Ollanta Humala Tasso, presidente del Perú y destacado líder democrático de nuestro hemisferio, quien recientemente fuera reconocido como el Estadista del año, por el Consejo Canadiense para las Américas. Después de más de quince años de la última visita de un Jefe de Estado peruano, la presencia en Panamá del presidente Humala busca apuntalar y relanzar las excelentes relaciones que mantienen ambos países, a fin de que sean más operativas, pragmáticas y con resultados tangibles, conforme a la línea de acción de su política exterior, que ha llevado al Perú —al igual que a Panamá— a estar considerado entre las naciones de mayor relevancia geoeconómica en América Latina.

Son muchos los temas de Estado e intereses que unen a nuestros dos países desde hace siglos. Desde el nacimiento de nuestras naciones mestizas a través de la colonización europea, el Perú y Panamá han estado vinculados estrechamente. Aquí en Panamá el conquistador Francisco Pizarro preparó su campaña de conquista del ‘Virú’, como eran llamadas las tierras al sur de lo que luego sería el Perú. Nuestros minerales, que durante más de trescientos años fueron explotados y exportados a España, pasaron por el Camino de Cruces. La relación entre el Virreinato del Perú y Panamá fue determinante durante los casi trescientos años de su vigencia para nuestra historia, en la que mucho de lo sucedido ha dejado una huella indeleble que se expresa en el cariño mutuo que se profesan ambos pueblos hermanos.

En el siglo XIX, el principal visionario de la independencia, Francisco de Zela, quien se levantara en Tacna en 1811 contra las fuerzas realistas, terminó preso y falleció en Portobelo, Panamá. En las Batallas de Junín y Ayacucho, que liberaron a América, participaron soldados del istmo de Panamá, donde destaca el coronel Tomás Herrera. El ayudante principal del Libertador Simón Bolívar, era un panameño, el comandante Espinar; hoy una de las principales avenidas del distrito de Miraflores, en Lima, lleva su nombre. Coincidencia histórica es también que el Perú y Panamá se independizaran de España en 1821.

En el siglo XX, hay que recordar que el Perú fue el primer país en reconocer la independencia de Panamá en el año 1903. En 1935, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos influyó para la creación de la Universidad de Panamá, año en que además se inicia la cooperación para la educación de panameños en las distintas escuelas de formación y colegios del Ejército, Marina, Aviación y Policía del Perú, así como en los históricos Colegios Militares, como el Leoncio Prado o Elías Aguirre, entre otros. Como expresión de esta comunidad de intereses, el Perú siempre apoyó que el Canal de Panamá pasara a la soberanía panameña.

En el presente siglo, las relaciones se han incrementando hasta llegar al estado actual, en que podemos destacar la suscripción del Tratado de Libre Comercio, que está dando oportunidades a todos los sectores, para conjugar intereses y aprovechar las oportunidades que ofrece. Ya los panameños nos exportan productos ganaderos y avícolas; ahora, en mayo, llegarán al Perú casi cien cabezas de ganado de la más alta genética Brahman para la Amazonía peruana. Tenemos cinco frecuencias diarias de COPA a Lima y dos a la semana a Iquitos, pronto vendrá una sexta y a otro destino del Perú. AIR PANAMA está interesada en volar a nuestro país; cadenas de hoteles están interesadas en instalarse no solo en Lima, aunque ya se cuenta con más de seis. El Multibank ya está trabajando en el Perú y este año vendrá otro banco. La inversión panameña en energía es muy importante para el desarrollo energético del Perú. En suma, Panamá es uno de los principales inversionistas en el Perú, con más de mil millones de dólares de inversión acumulada.

Nuestras economías son las de más alto crecimiento de la Región y podríamos afirmar que hay dos grandes HUBS en la Región, Panamá y Callao. Hay intereses precisos en el tema portuario y en el de la conectividad. En especial: comercio, frecuencias aéreas, energía, banca, finanzas, etc. Todo nos une y nada nos separa. El mar Pacífico, esa Cuenca del siglo 21, en la que ambos participamos, nos presenta oportunidades compartidas. La aspiración panameña de formar parte como miembro pleno —hoy ya es observador— de la Alianza del Pacífico, está a punto de concretarse. Para el Perú, Panamá debe ser el gran mercado de entrada, además, para América Central y el Caribe, con sus 80 millones de habitantes y lo que significa la Zona Libre de Colón para la Región, con su facturación superior a los 30 mil millones de dólares de comercio al año, como promedio.

Han sido los ministros de Estado, por mandato de sus presidentes, los que han potenciado estas relaciones en los últimos doce meses, dándole un gran impulso con sus más de ocho visitas y firmas de acuerdos, que consolidan y fortalecen esta relación: Comercio, Relaciones Exteriores, Seguridad Pública, Comercio Exterior y Turismo, Agricultura y Defensa, entre otros. Merece especial mención la reciente visita del ministro de Defensa del Perú, Pedro Cateriano, ocasión en la que se lograron entendimientos para que nuestra empresa líder en reparación, mantenimiento, construcción de naves y puentes, entre otros, Servicios Industriales de la Marina (SIMA), pueda instalarse industrialmente en Panamá. Esto último confirma que la relación peruano-panameña ha adquirido un sentido estratégico en el más amplio sentido y con oportunidades en todas las áreas que unen a las dos naciones hermanas.

EMBAJADOR DEL PERÚ EN PANAMÁ.