Temas Especiales

08 de May de 2021

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

Aquí no pasa nada

Columna de Opinión

¿Cómo es posible que se refuercen en la esfera pública las conductas de negociado, nepotismo, corrupción e impunidad? ¿Quién prometió en elecciones que acabaría con estos métodos? Juan Carlos Varela. Pero hoy, no solo mantiene y ratifica en sus cargos algunas autoridades de la administración anterior, sino que nombra a personeros altamente cuestionados por sus acciones en el quehacer público.

Lo que sucede en la Caja de Seguro Social es un claro ejemplo de ello. No solo Estivenson Girón, director de la Caja, tiene conflictos de intereses en la medida que empresas vinculadas a él son proveedoras de la institución, sino que ahora nombra a Jaime Alemán como director de Prestaciones Médicas, quien está vinculado a la empresa Ortosistemas, también proveedora de la institución. Es decir, se impone la misma tónica de Guillermo Sáez-Llorens en términos de ver a la Caja como fuente de sus negocios personales. Siendo así, ¿cuál será la transparencia en el uso de los recursos de la CSS, que es una de las mayores empresas (carácter público) del país?

A su vez, en una medida de última hora la Junta Directiva de la CSS, constituida ilegalmente y con el silencio de la representación sindical y gremial, acordó legalizar la impunidad para salvar a Guillermo Sáez-Llorens y sus secuaces de ser procesados por actos de corrupción, desgreño administrativo, malversación de los fondos de los asegurados y contratos con empresas sin idoneidad.

Por otra parte, el nuevo director de la CSS señaló que la ciudad hospitalaria no cuenta con los recursos necesarios, por lo que deja entrever la posibilidad de aumentar los años, cuotas y densidad a los asegurados; las famosas medidas paramétricas.

Mientras tanto los problemas en la Caja de Seguro Social se mantienen: desabastecimiento de medicinas, falta de insumos e instrumental quirúrgico, mora quirúrgica, deterioro de la infraestructura, sobrecarga del recurso humano, suspensión de citas médicas, muerte de pacientes por KPC.

Todas estas nefastas acciones se dan a espalda de los verdaderos dueños de la CSS, los trabajadores y sus beneficiarios, a quienes no se les informa y no se les considera en la toma de decisiones.

Este ocho de octubre se cumplen los llamados 100 días de Varela al frente del Gobierno. A la fecha, no hay cambios, es más de lo mismo: sobresale el beneficio de los intereses del círculo cero, de los 105 ultramillonarios del país; se sostiene la impunidad; se continúa el nepotismo; se encarece la canasta de necesidades básicas; sigue la lucha de los educadores ante la deuda salarial que les mantiene el MEDUCA; las protestas por falta de agua potable son permanentes; los problemas ambientales persisten.

Tal como planteamos desde el Frente Amplio por la Democracia (FAD), en medio del proceso electoral, se requiere de un Estado Ético, por lo cual es necesario derogar todas aquellas leyes y decretos que protejan e impidan investigar a funcionarios corruptos en el ejercicio de las funciones públicas o sean freno a la trasparencia del quehacer del sector público. Igualmente se requiere de un gobierno ético, que una vez más se demuestra no puede provenir de los partidos tradicionales, pues éstos responden a los grupos de poder económico que ven la esfera pública como un espacio para incrementar sus ganancias a costilla del pueblo, y que además terminan estableciendo entre ellos pactos de no agresión para que nada pase, ‘no investigan, no juzgan y no condenan a corruptos y corruptores’.

Para acabar con este ‘establishment’, es necesario que el pueblo se organice, se movilice y exija a los gobernantes que se juzgue y encarcele a ladrones de cuello blanco, que separe del quehacer público a todas las autoridades que presentan conflictos de intereses respecto a sus cargos.

Es urgente impulsar la Constituyente Originaria, como único vehículo que rompa con esta nefasta institucionalidad. Solo así podrán establecerse las bases para refundar el país por los senderos de una sociedad con justicia y equidad social.

*SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.