16 de Ago de 2022

  • Gary Carrión

Columnistas

Reconstrucción de Haití en la lupa de cortes internacionales por estafas

Esta vez no fue la furia de la naturaleza la victimaria

A cinco años del terremoto en Haití, las afectaciones alcanzaron hasta a las empresas que prestaron sus servicios para reconstruir el país. Esta vez no fue la furia de la naturaleza la victimaria.

A un lustro del desastre que todos recordamos por haber cobrado la vida de cientos de miles de personas, un doce de enero, la empresa Chemonics Internacional Inc, contratada por la Agencia de Estados Unido para el Desarrollo Internacional (USAID) sigue siendo blanco de sendas demandas en cortes internacionales por estafa e incumplimiento con el cronograma de pagos a la empresa latinoamericana Multimodal.

Diez meses después, Chemonics International publicó una solicitud de propuestas para el Parlamento Transicional de Haití, bajo la iniciativa de recuperación de Haití (HRI) de la USAID/OTI donde el grupo de desarrollo Multimodal participó y ganó.

Desde mediados de 2011, Chemonics ha debido pagar trabajos entregados que habían sido inspeccionados y aprobados para facturación; sin embargo, Chemonics incumplió pese a que se firmaron NUEVOS convenios para la construcción de diferentes proyectos de envergadura. Hasta el momento la cifra de los daños no pagados a Multimodal es de unos de $ 8 millones 950 mil.

Con esta camisa de fuerza Servicios Multimodal cumplió con su misión de construir la nueva sede del Parlamento de Haití en Puerto Príncipe, tomando en cuenta estándares modernos y antisísmicos, la Asamblea Nacional, las Oficinas de la Presidencia y la Sala del Consejo de Ministros, entre otras edificaciones.

Directivos de Multimodal han podido conocer que en uno de los proyectos, en otro acto que calificaron como criminal, Chemonics International sobornó a la contraparte haitiana del Consorcio Multimodal/Tempo para justificar el incumplimiento en sus obligaciones de pago.

Ante esta situación los representantes y asesores legales de Servicio Multimodal continuarán, hasta las últimas consecuencias, con la demanda por estafa y por daños y perjuicios contra Chemonics debido al constante incumplimiento de pagos.

Unos de los primeros escollos que enfrentó la empresa afectada fue el retraso en más de nueve semanas del proyecto, por los constantes cambios de lugar de sus instalaciones por instrucciones de Chemonics ocasionando pérdidas económicas y a que fueron obligados a cumplir el contrato, pese a que se les prohibió solicitar a tiempo al extranjero los materiales necesarios para las edificaciones.

COMUNICADOR SOCIAL