Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Michael Naranjo

Columnistas

La ética y el profesional panameño

En múltiples ocasiones la ética representa la diferencia entre alcanzar el éxito o llegar a un inminente fracaso

Los panameños, en nuestro diario vivir, nos hemos visto interpelados por una serie de acciones y circunstancias, tanto en el ámbito personal como en el profesional, social e institucional que requiere de una base ética y formación en valores sólidas, que nos permitan enfrentar las diversas situaciones y dilemas éticos que se nos presentan como sociedad.

En múltiples ocasiones la ética representa la diferencia entre alcanzar el éxito o llegar a un inminente fracaso. Del mismo modo, la formación en valores conlleva a un actuar apegado al cumplimiento de las normas sociales, profesionales e institucionales previamente establecidas y, cuando se procede en función a estas normas, la convivencia entre los seres humanos se hace más fácil, pues prevalecen el respeto, la armonía, cooperación, responsabilidad, amor y solidaridad, entre otros valores sociales y espirituales que ayudan a vivir en comunión con los seres del entorno natural y social en el que se interactúa.

En la actualidad, nuestro sistema educativo y muchos a nivel mundial hacen énfasis solo en la parte técnica, habilidades numéricas, administrativas, financieras entre otras. Los valores y la ética son cualidades que todo profesional debe tener, porque en base a esto se fundamenta el éxito de la persona, contribuyendo a mejorar y realizar aportes de gran valor, necesarios para que toda sociedad conviva en armonía.

Estamos en un periodo difícil como país, todos los días amanecemos con un nuevo escándalo de corrupción. Debemos verlo como una oportunidad que tenemos todos para rehacernos, entrar en un análisis profundo de cuál es la sociedad que queremos. Depende de cada ciudadano la forma en que tome sus decisiones en actuar de forma correcta, vivimos en el país de las oportunidades. Con trabajo estudio y sacrificio podremos lograr todo lo que deseamos, sin necesidad de actuar de forma incorrecta.

Panamá debe ser reconocido por la integridad de sus profesionales, independientemente de si pertenecen al sector público o privado.

*ESTUDIANTE DE MAESTRÍA EN GERENCIA ESTRATÉGICA EN LA UNIVERSIDAD INTERAMERICANA DE PANAMÁ.