Panamá,25º

14 de Nov de 2019

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

Panamá en el escenario de las Cumbres

Para nadie es un secreto que al igual que en otras cumbres, los Estados Unidos intentará imponer su agenda geopolítica

En nuestro país los días 10 y 11 de abril se llevará a cabo la VII Cumbre de las Américas, donde se reunirán los jefes de Estado y de Gobierno de la región para debatir sobre diversos temas del hemisferio. Para nadie es un secreto que al igual que en otras cumbres, los Estados Unidos intentará imponer su agenda geopolítica. También, es reconocido que las condiciones regionales no son las mismas que marcaron la Primera Cumbre, en la medida que existe un bloque de países que caminan en la construcción de Otra América.

Como es sabido, las Cumbres constituyen una expresión del creciente multilateralismo que caracterizó el final del siglo XX y que caracteriza los inicios del siglo XXI, en un marco de la globalización y las redefiniciones geopolíticas. En el caso de la Cumbre de las Américas, se han desarrollado, desde el año 1994 (Miami-Estados Unidos), marcada por el relanzamiento de la política interamericana por parte de los Estados Unidos.

A lo largo de las Cumbres Oficiales, destaca la IV Cumbre realizada en Mar del Plata-Argentina en 2005, la cual puede interpretarse como el final del consenso de la reunión de Miami. Argentina fue expresión de confrontaciones y polarizaciones con respecto al tema del libre comercio en el marco del ALCA. Así las cosas, el Gobierno de George Bush no pudo salir de la marginación en esta Cumbre. Un papel destacado lo jugó el movimiento social latinoamericano en el marco de la Cumbre Alternativa (III Cumbre de los Pueblos de América), a la cual asistieron los presidentes de Bolivia y Venezuela, fortaleciendo su posición de rechazo del ALCA. En el Plan de Acción de 70 puntos, aprobado con grandes dificultades para lograr el consenso, resalta el punto No. 19 referido al ALCA, en el cual solo se logró constatar el disenso.

A lo largo de las seis cumbres y dos extraordinarias que anteceden, se suscitan preguntas referentes a la efectividad y la legitimidad de la diplomacia de las Cumbres, entre las cuales se destaca la exclusión de Cuba ante la oposición de Washington (En los últimos años prácticamente todos los países latinoamericanos han abogado por la inclusión de Cuba. En la última Cumbre de las Américas, celebrada en Colombia en 2012, varios países del bloque del ALBA amagaron con boicotear el encuentro, si no asistía Cuba. Algunas naciones del continente sostuvieron luego que no estarían en la siguiente cumbre, si no se invitaba a Cuba), igualmente la exclusión de actores políticos, de la sociedad civil y sobre todo del movimiento social. Ello da pie, al igual que en otros escenarios, a las Cumbres Paralelas.

Panamá, no será la excepción, el movimiento social ha convocado a todas las organizaciones del continente americano, a la realización de la Cumbre de los Pueblos, Sindical y de los Movimientos Sociales de Nuestra América, los días 9, 10 y 11 de abril, en la ciudad de Panamá, bajo el lema: ‘América Latina, una patria para todos, en paz, solidaria y con justicia social’, este año, que se cumple una década de la derrota del ALCA en la Cumbre de Mar del Plata.

La Cumbre de los Pueblos se desarrollará en paralelo a la Cumbre de Las Américas de jefes de Estado, convocada por la OEA, para levantar la voz de nuestros pueblos y señalar los problemas que la otra cumbre no aborda o sobre los que toma decisiones que afectan a nuestras naciones sin que las clases populares sean consultadas.

En la Cumbre de los Pueblos se debatirá una amplia temática de los Derechos Humanos, Económicos, Sociales, Ambientales y Culturales de los pueblos de Nuestra América. Aunado a ello, el bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene los Estados Unidos contra Cuba, a pesar de las declaraciones mediáticas de los funcionarios norteamericanos; la agresión de los Estados Unidos contra Venezuela; el derecho a la independencia de Puerto Rico; el derecho de Bolivia de una salida al mar.

*SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.