Temas Especiales

28 de Jun de 2022

  • Avatar del Genaro López

    Genaro López

Columnistas

Salud, derecho humano fundamental

El problema estriba en la concepción que se tiene de la salud, esta es vista como gasto y no como inversión.

Desde el año pasado el Gobierno viene promoviendo el viejo discurso de la integración de las instituciones de salud (CSS-MINSA) bajo los parámetros neoliberales. Por el otro lado, en los medios de comunicación social han puesto en el tapete el tema del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la CSS, convocando a los mismos personajes que recurrentemente han sido los gestores de imponer medidas paramétricas.

La Confederación Nacional de Unidad Sindical (CONUSI) llevó adelante un encuentro nacional de dirigentes, con el fin de abordar el tema de la salud y seguridad social de manera objetiva, para poder definir el accionar de la clase trabajadora frente a esta nueva embestida de las instituciones financieras, el Gobierno y la patronal.

Partimos del hecho que la salud es un derecho y no una mercancía. En este sentido, Dr. Claude D. Betts, uno de los expositores del encuentro, estableció el ‘derecho a la salud, como un derecho inalienable del ser humano, por tanto la responsabilidad del Estado de garantizar el ejercicio del derecho a la salud por todos los ciudadanos'. En la conducción de los Gobiernos neoliberales en Panamá, la responsabilidad del Estado ha disminuido en la medida en que se persigue la privatización de la salud, tratando de imponerse la misma a través de diversas formas (CONSALUD, ANAS, SUS, APP). El actual Gobierno es favorable a esta medida, hoy hablan de fusionar la CSS-MINSA, en una intención que los asegurados sean los que financien la salud de la población (Actualmente la CSS atiende más del 83 % de la población).

Sobre este particular, el Dr. Betts planteaba que el estado actual del Sistema Público de Salud de Panamá ‘se encuentra fragmentado en toda la cadena de eventos, desde la producción y promoción de la salud hasta la atención de la enfermedad y la muerte'. Al respecto, concluía que mientras se siga descuidando y abandonando los determinantes sociales y ambientales de la salud y persista el virtual abandono y desabastecimiento de la red existente de servicios públicos de salud, tanto del MINSA como de la CSS, por más nuevos hospitales especializados que se construyan, estos nuevos hospitales continuarán abarrotados de enfermos reclamando atención.

En el abordaje del tema de salud, la pregunta obligada: ¿cómo siendo Panamá uno de los países de mayor crecimiento económico de América Latina en los últimos años (crecimiento de hasta dos dígitos), su gasto en salud está por debajo de países como Costa Rica, Chile y Brasil?

El problema estriba en la concepción que se tiene de la salud, esta es vista como gasto y no como inversión. Según el Dr. Betts hay evidencias de que invertir en salud produce un retorno de la inversión para el país. La revista Lancet presentó en el 2014 los resultados de un estudio de 74 países, demostrando que una inversión adicional de apenas 5.00 dólares por año por persona de 2015 a 2035 daría un retorno de nueve (9) veces este valor en beneficios económicos y sociales (vidas salvadas, vidas saludables y desarrollo socioeconómico).

En este escenario, según el Dr. Betts, el debate es entre dos visiones-modelos de salud. Uno que plantea la salud como una excelente inversión para el desarrollo sostenible del país (Presupuesto público priorizado en la promoción, prevención y control de factores determinantes de la Salud y en mayor eficacia de la atención), el otro que plantea la salud como un meganegocio para la llamada ‘industria de la salud' (Presupuesto público priorizado en la atención de enfermedad, sin importar si los daños son evitables o no). En el primero el rubro salud se califica como ‘Inversión Social' y ‘Pilar del Desarrollo', en el segundo el rubro salud se califica como ‘Un Gasto Social' y ‘Carga para el Desarrollo'.

Sin duda, el Gobierno y los empresarios apuestan a la segunda visión. El movimiento social panameño, en ellos CONUSI, luchamos por la defensa de la salud como derecho humano, en este sentido nos enfocamos en la primera visión.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.