Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Adrián Chin

Columnistas

Influencia de las multinacionales en Panamá

Las multinacionales, sin lugar a dudas, ocupan un lugar preponderante en el desarrollo sostenible del país

Panamá, un país de tránsito, que avanza continuamente en tecnología, educación, ciencia y cultura, con miras al desarrollo pleno en los diferentes aspectos del quehacer humano, ha tenido grandes logros en los últimos años, por diversos motivos.

Cabe señalar, que uno de los elementos fundamentales que ha contribuido a los avances, ha sido la llegada de las multinacionales a suelo patrio.

Hoy por hoy, los panameños nos sentimos orgullosos por la situación, pero no se puede dejar de un lado una realidad que nos afecta a todos.

Las multinacionales, sin lugar a dudas, ocupan un lugar preponderante en el desarrollo sostenible del país, cuando realizan sus actividades y negocios; sin embargo, ese constante interactuar con los nacionales conlleva a ciertas consecuencias, que vale la pena analizar.

Podría señalar que al mismo tiempo que estas empresas ofrecen infinidades de ventajas al país, produciendo un impacto positivo, ocurre también una negatividad ante el hecho.

Un ejemplo oportuno se aprecia en los siguientes señalamientos.

En cuanto a la economía, son estas empresas de gran utilidad, ya que ofrecen oportunidades a los panameños de desarrollarse en diversos campos laborales, al brindar plazas de empleo. Aunado a esto, la entrada de capital al país, lo cual permite la dinámica de la economía nacional. También, es relevante el interés que nos inspira a conducir al país a un grado de competitividad con el extranjero.

En cuanto a la educación, las multinacionales representan esa amplia gama de estímulos para el trabajador, que evidentemente se nutre de conocimientos nuevos en sus puestos de trabajo. Su mente se adecúa a variados modelos de máquinas, fórmulas, técnicas laborales, organizaciones, etc., que constituyen un eficiente aprendizaje para el panameño, que logra ser más competitivo en el mercado laboral.

En el plano cultural, es comprensible que la influencia de las mencionadas empresas influye de manera especial en la cultura de los coterráneos. Es evidente apreciar cómo se aprenden y popularizan fiestas, modos de vida, modelos de viviendas, manera de vestir y comidas diferentes. Se hace bastante general el uso de las palabras de otros idiomas en detrimento del nuestro. Es común escuchar al panameño utilizando palabras del idioma inglés, por la culturización recibida de otros pueblos, originarios de las empresas existentes que laboran en nuestro medio.

Paradójicamente tendría que reflexionar sobre el impacto negativo que también es fehaciente en el diario vivir. En muchas ocasiones la mano de obra del país es descalificada y a veces mal remunerada por falta de personal apto para las plazas de trabajo.

A veces el país progresa a un ritmo bastante acelerado y el panameño copia estos modelos de vida, dejando atrás lo propio, su trabajo, que antes realizaba con amor.

El nacional en todo momento desea tener las comodidades y prebendas que le ofrecen las multinacionales en detrimento de lo propio, de lo suyo. También es observable la influencia de estas compañías en las decisiones gubernamentales directa e indirectamente, lo que ha causado conflictos entre la empresa y los obreros.

Algunas veces, la proliferación de las mencionadas empresas trae normativas culturales que se integran a la vida del país, cuya influencia no en todo momento es positiva.

El hecho de tener una afluencia de empleos, conlleva a que el trabajador olvide sus actividades que con dedicación realizaba, principalmente sus faenas de campo para producir lo importante para él, para dedicarse entonces a una economía de servicio.

Las consideraciones anteriores me permiten reflexionar ante la situación, considerando que las multinacionales son un ente de cambio, de progreso, de mejoramiento en un país, haciéndolo más dinámico y competitivo en el panorama mundial, pero también en su efecto negativo crean situaciones en que el panameño tiene que luchar para conservar sus tradiciones, su cultura y no sufrir en el futuro total desfiguración de su propio yo, de su identidad.

Es ventajoso que las autoridades gubernamentales expidan verdaderas leyes, que al aplicarlas regulen seriamente el funcionamiento de las multinacionales para que su entrada permita un clima de progreso sin menoscabo de los intereses propios de nuestra hermosa tierra.

LICENCIADO EN ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS.