Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

Pensiones y jubilaciones: derecho humano fundamental

En este sentido acuden a llamar al sacrificio para salvarla

Pensiones y jubilaciones: derecho humano fundamental
Pensiones y jubilaciones: derecho humano fundamental

En el encuentro nacional de dirigentes que realizó la Confederación Nacional de Unidad Sindical (Conusi), se abordó el tema de la seguridad social en torno al programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la CSS.

En este sentido se planteó la necesidad de tener claro que la Caja no ha escapado a la política de ajuste neoliberal, su Ley Orgánica ha sido modificada en varias ocasiones (1986, 1991, 1995 y 2005), producto de acuerdos con el FMI y BM, los cuales siempre han hecho su énfasis en el aspecto financiero y su impacto en el déficit fiscal del Gobierno.

La justificación que han presentado los diversos Gobiernos para reformar la Ley, se centra en la ‘necesidad de salvar la Caja de la profunda crisis financiera (déficit actuarial)'. En este sentido acuden a llamar al sacrificio para salvarla. En cada momento los trabajadores nos hemos preguntado ‘¿cuál ha sido el sacrificio de empresarios y Gobierno?'. El aporte de los trabajadores es claro: cotizamos más, trabajamos más y recibimos menores pensiones. Por ejemplo, en el caso de la última reforma, Ley 51 de 2005, se aumentó gradualmente la cotización, se incrementó la cuota de referencia (180, 216 hasta 240), se modificó la fórmula del cálculo de la pensión de los 7 a los 10 mejores años lo que disminuyó el monto de la pensión. Es decir, se nos impuso las recurrentes medidas paramétricas.

Además, se condenó a muerte el sistema solidario de la seguridad social (cuentas de beneficio definido), imponiendo las llamadas cuentas individuales (subsistema mixto). No bastó con ello, el Gobierno, además de cerrar desde el 2008 la entrada de nuevos cotizantes al sistema de beneficio definido, se dedicó a promover las cuentas individuales, otorgando un subsidio de 500 dólares (a su cuenta) a todo aquel trabajador de 35 años y menos que abandonará el sistema solidario.

No podemos olvidar que en el 2005 toda la partidocracia, empresarios, y pseudodirigentes obreros y gremiales, con el aval de los facilitadores, fuera de la mesa de diálogo, acordaron el ilegítimo Pacto de Gamboa, tal como lo denomino FRENADESO.

Hoy los sectores que siguen clamando por la mercantilización de los derechos humanos fundamentales, abanderan reformas al programa de IVM, vía reformas paramétricas y profundización de las cuentas individuales (mecanismo de utilizar los recursos financieros vía especulativa).

Para el Gobierno de Varela, el problema se circunscribe al déficit actuarial. En este sentido señalan que las reservas actuales del programa IVM ascienden a B/. 5 mil millones, por lo cual en el 2016 el subsistema de beneficios definidos entrará en déficit operativo, obligando a la CSS a tomar de los fondos de ahorros de este programa. Siendo así, las reservas permiten una vigencia operacional hasta el 2024. Es decir, a esa fecha la jubilación-pensión de las 770 171 personas cotizantes al sistema de beneficio definido peligra. Frente a este estado de terror, ante datos financieros que no han sido auditados, pero que se presentan como ‘reales', nuevamente los trabajadores deberán sacrificarse aceptando las paramétricas.

El diagnóstico del actual Gobierno panameñista, al igual que lo hicieron los Gobiernos del PRD y CD, ex profeso, dejan de lado que, si bien IVM ha confrontado dificultades financieras, el problema es de carácter estructural y no solo financiero-actuarial. En ello, el uso de la institución como fuente de financiamiento de los Gobiernos; la liberalización económica y flexibilización laboral que afecta la principal fuente de ingresos de la Caja (cotizaciones); la corrupción que corroe a la institución; la condonación y moratoria a los empresarios de la retención ilegal de las cuotas de los trabajadores; la entrega de los recursos financieros de los asegurados a los especuladores so pretexto de alcanzar mayor rentabilidad.

En este contexto, la lucha por la seguridad social demanda organización, concientización, movilización y unidad de los trabajadores. Es necesario enfrentar la desinformación que campea en los medios de comunicación social con reuniones, encuentro de dirigentes, foros, folletos y discusiones del movimiento social.

*SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.