Temas Especiales

28 de Nov de 2020

José Dídimo Escobar Samaniego

Columnistas

La ACP inicia una nueva ofensiva

Hablan de transparencia desde posiciones extremadamente absurdas, amparándose en supuestas validaciones que deberán hacerse

El vicepresidente ejecutivo de Planificación y Desarrollo Comercial de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Oscar Bazán, ha aparecido como parte de la artillería de los que quieren a troche y moche construir el puerto en Corozal, y no ha ahorrado displicencia hacia la comunidad nacional, al afirmar que efectivamente tienen los estudios ocultos, y no los han dado a conocer y probablemente no lo harán pronto, y el Estudio de Impacto Ambiental tampoco lo tienen, pero eso sí, aseguran que es allí el mejor sitio y que los efectos no serán devastadores, como sostenemos los que pensamos que el puerto debe ubicarse en el sitio estratégico de Farfán y Palo Seco.

¿Cómo podremos contrastar las afirmaciones o las falencias de dichos estudios con los que son públicos y sí conocemos? Juegan a la alquimia y a la escondidilla. Hablan de transparencia desde posiciones extremadamente absurdas, amparándose en supuestas validaciones que deberán hacerse.

Se olvidan de que la transparencia en el Canal, no es en virtud de un regalo que nos hacen a los panameños, sino un deber por el que les pagamos, y muy bien.

Lo nuestro no es capricho, es el consejo sabio de entidades internacionales expertos en la materia. Lo de ellos está en secreto, bien guardado para que nosotros, los panameños, no nos enteremos, sino, y solo, cuando los hechos estén consumados.

Miembros de la Asociación de Comunidades del Área del Canal nos reunimos en la mañana de ayer con los pilotos y prácticos del Canal, porque daremos respuesta conjunta con todos los sectores nacionales a la ofensiva de la Autoridad del Canal, para imponernos un puerto del que desconocemos los fundamentos de su sustento técnico y en lo que tenemos fundadas sospechas de que se trata de actos de corrupción que desde la junta directiva se apuntalan para beneficiar a cuatro bellacos en contra de los mejores intereses de los panameños.

DOCENTE