Temas Especiales

02 de Dec de 2020

José A. Amador Velarde

Columnistas

Gracias Toro

‘Durante su administración demostró visual futurista y capacidad de desarrollar programas en beneficio de las grandes mayorías

Nos encontramos a varios años de las próximas elecciones presidenciales, observamos en los medios, el calentamiento de motores de algunos aspirantes a ocupar el Palacio de las Garzas.

Conocemos de las aspiraciones de dos expresidentes, miembros del PRD, nos referimos al Licdo. Martín Torrijos y al Dr. Ernesto Pérez Balladares, este último ha recorrido la geografía istmeña, reuniéndose con sus copartidarios y organizando sus cuadros políticos.

Para muchos panameños, el Dr. Pérez Balladares realizó la privatización de dos entidades (IRHE e INTEL), considerando negativa tal acción. Aquellos desconocedores de las razones originarias, que según ellos perjudicaron los intereses del pueblo, lo han acusado y calificado de mal gobernante. Pero detrás de esta acción del presidente Pérez Balladares existió una imposición del Gobierno norteamericano, cuando derrocaron el régimen castrense en 1989, al presidente Guillermo Endara, para que procediera a la privatización de las dos entidades, lo cual no cumplió. Al asumir el poder, el Dr. Pérez Balladares se vio obligado a hacerlo o, de lo contrario, no lograría financiamiento para sus proyectos.

El resultado, positivo, de esa acción privatizadora, la vemos hoy día, cuando hubo un incremento en la electrificación del país al cumplir la empresa privada con el desarrollo eléctrico a nivel nacional. Por otro lado, debemos agradecer al Dr. Pérez Balladares que, gracias a su ‘privatización', más del setenta y cinco por ciento de los panameños puede utilizar los famosos ‘celulares', lo cual en estos momentos estamos sufriendo de una enfermedad llamada ‘celularitis'. Por doquier, observamos a millares de personas con el uso de los aparatitos, los cuales han creado una nueva modalidad: escribir con los dedos pulgares y pasarse tiempos indeterminados utilizándolos para comunicarse. Debemos dar gracias al Dr. Ernesto Pérez Balladares, porque, al privatizar el INTEL, abrió la oportunidad a las empresas privadas, hoy existentes, de dar un servicio de grandes beneficios personales.

Esa acción, incluso, le costó el apoyo a la reelección, con la cual estoy de acuerdo, porque los países que permiten a sus gobiernos reelegirse son países que progresan. Cuando un gobernante tiene la posibilidad de reelegirse, realiza en su Gobierno proyectos de beneficio nacional para demostrar su capacidad administrativa y que se le permitan sus beneficiosos Gobiernos y no imponer programas que incluso no puede concluir, porque son de mayor período de desarrollo improvisando sin la planificación adecuada.

Durante su administración demostró visual futurista y capacidad de desarrollar programas en beneficio de las grandes mayorías, siendo uno de los cuatro grandes presidentes que hemos tenido en nuestra vida republicana (1903-1968) y la era democrática (1989 en adelante): Dr. Manuel Amador Guerrero, Dr. Belisario Porras Barahona, Licdo. Roberto (Nino) Chiari Remón y el Dr. Ernesto Pérez Balladares, cuyos Gobiernos dejaron huellas de progreso y desarrollo general.

Es recomendable reconocer los beneficios logrados en su Gobierno y analizar, sin credo partidista, los proyectos que podrá realizar en una nueva administración presidencial, por su experiencia, conocimiento y capacidad profesional, a lo cual agregamos su recia personalidad de mando.

Le deseamos suerte en su gestión y le reiteramos: GRACIAS TORO.

OPINION@LAESTRELLA.COM.PA

*EL AUTOR ES HISTORIÓGRAFO Y ESCRITOR.