Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Roderick McGowen

Columnistas

Comprometidos con la excelencia

La organización, el desarrollo y la entrega de los galardones del Gran Premio Excelencia Capac 2015, instaurado por primera vez este año

Comprometidos con la excelencia
Comprometidos con la excelencia

La organización, el desarrollo y la entrega de los galardones del Gran Premio Excelencia Capac 2015, instaurado por primera vez este año, ha sido una de las faenas más importantes de la historia del gremio.

El significado más simple y llano del término excelencia , es lo que permite hacer una separación de aquello que se distingue por su calidad superior. Es el tratamiento con el que se reconoce lo que supera los parámetros de lo aceptable, de lo bueno, y que se distingue por ser lo mejor entre los mejores. Quedó demostrado que buscar la excelencia no es un simple acto, sino una práctica constante de todas las actividades que involucran la industria de la construcción.

Frente a esa realidad, resultó encomiable la labor realizada por el jurado calificador y lo difícil que debió ser premiar la excelencia de pocos entre tantos que merecían igual distinción. El jurado estuvo integrado por académicos, ingenieros y arquitectos, promotores inmobiliarios, altos funcionarios del Gobierno, directivos de la Autoridad del Canal de Panamá, expertos de organismos internacionales y de agencias de seguridad empresarial. Hay que reconocer el gran trabajo realizado y, ante todo, su desempeño profesional, objetivo y transparente.

Fue una grata sorpresa saber que en el proceso un gran número de proyectos mostró su interés por participar en el evento y que más de 40 empresas formalizaron su propuesta en las distintas categorías. Eso denotó la importancia que dieron los miembros de la Capac al concurso, interesados en ser reconocidos por su excelencia.

La premiación a la excelencia, el pasado 15 de octubre de 2015, tendrá un significado muy especial para todos los que abrazan con dedicación y muchos esfuerzos el difícil oficio de construir. En el camino de las realizaciones positivas, el destino guarda para cada quien momentos irrepetibles, acontecimientos que dejan huellas y sucesos que se registran y forman parte de la historia de la gente, de su acontecer y de sus hechos existenciales.

En el caso de la Capac, la oportunidad de ser parte de un pequeño momento de esa historia se produjo en un hecho sin precedentes para este gremio empresarial: La noche del Gran Premio Excelencia.

En esta primera versión resultaron favorecidas tres grandes obras y dos empresas que se destacaron por sus excelentes prácticas en materia de seguridad y de gestión ambiental sustentable en la industria de la construcción. Además nueve empresas participantes recibieron menciones honoríficas por la alta calidad de sus propuestas.

Para la Capac todos fueron ganadores. Cada obra y cada participante contó con sobrados méritos para sentirse victorioso, un genuino ganador. La diferencia entre unos y otros no va más allá de las reglas de juego establecidas, que limitaron los resultados del concurso a un ganador por categoría. Hay que felicitar a todos los concursantes, porque apostaron a la excelencia.

Es digno brindar, al mismo tiempo, el reconocimiento de la Capac y su junta directiva a la Comisión Organizadora del Gran Premio Excelencia que por largos meses dedicó incontables horas de trabajo a cada detalle de este gran concurso para conjugar en un solo hecho sus resultados. Cada miembro de la Capac ha sido testigo del apasionante reto que impone la renovación y saber que de ahora en adelante cuentan con un año calendario para poner en práctica todas sus capacidades en busca de la excelencia.

Los desafíos que plantea un mundo moderno y complejo tienen reservado el éxito para la gente que camina en búsqueda de la excelencia, con una pasión desbordante hacia la renovación. En ese aprendizaje hay que aprovechar lo mejor de las experiencias pasadas, poner a un lado la carga inútil que retrasa el andar positivo para ganar el futuro.

Es importante proponerse cada día, firmemente, mejorar la actitud en la búsqueda de los cambios, repetir diariamente cada acción que mueva las voluntades hasta convertirse en hábito, pues el hábito y la costumbre son parte de la cultura que conduce hacia la excelencia.

Quien se compromete con la tenacidad, apuesta por la excelencia. Cada miembro de la Capac debe preguntarse ¿quién es y hacia dónde quiere ir? Sin duda que, frente a esta interrogante, cada uno responderá con fe y con el mayor compromiso en aquilatar los éxitos de la industria de la construcción, en busca siempre de la excelencia.

*PRESIDENTE DE LA CÁMARA PANAMEÑA DE LA CONSTRUCCIÓN —CAPAC—.

==========

‘Los desafíos que plantea un mundo moderno y complejo tienen reservado el éxito para la gente que camina en búsqueda de la excelencia...'