Panamá,25º

21 de Jan de 2020

José E. Mosquera

Columnistas

El fin de las sanciones a Irán (I)

El domingo pasado fue un día histórico para Irán, Estados Unidos confirmó el fin de sus sanciones económicas internacionales

El domingo pasado fue un día histórico para Irán, Estados Unidos confirmó el fin de sus sanciones económicas internacionales como resultado del pacto nuclear que firmaron el año pasado, que frenó su carrera nuclear. Un tratado que puso fin a 37 años de enfrentamientos entre las dos naciones. Por ende una decisión política que abre un nuevo capítulo en sus relaciones diplomáticas y entre Estados Unidos con un eje geoestratégico importante en el mundo islámico. De hecho, las reanudaciones de sus nexos diplomáticos se constituyen en asuntos determinantes en las correlaciones de fuerzas en la geopolítica y en la seguridad del Medio Oriente.

Tanto para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, como para su homólogo de Irán, Hasan Rohani, es un paso histórico en las relaciones diplomáticas de sus Gobiernos, suspendidas desde la caída de Sah Mohammad Reza Pahlavi en 1979, y el triunfo de la revolución islámica del Ayatolá Jomeini, arquitecto e ideólogo de la teocracia iraní de los chiíes en el mundo islámico.

Para el presidente Obama, la entrada en vigor del acuerdo es un triunfo de la diplomacia sobre el uso de la fuerza para resolver conflictos históricos con enemigos como Teherán. En su alocución, calificó el acuerdo como ‘un avance histórico conseguido por la vía de la diplomacia y sin tener que recurrir a otra guerra'. En su criterio, fue el resultado de una estrategia inteligente, paciente y disciplinada, que permitió frenar la carrera nuclear de Irán.

Entre tanto, para su homólogo Rohani, la entrada en vigencia del compromiso es un nuevo ciclo en la historia de su país, marca un momento decisivo para su economía y una nueva apertura al mundo. Además, afirmó: ‘Los iraníes tendemos la mano al mundo en señal de paz, dejamos atrás todas las diferencias, sospechas, complot y abrimos un nuevo capítulo en las relaciones de Irán con el mundo'. En su opinión, ‘el pacto no afecta a ningún país, los amigos están contentos y los rivales no deben estar preocupados, porque no somos una amenaza para ninguna nación'. ‘Somos mensajeros de paz y de seguridad en la región. Todo el mundo está contento con el acuerdo, excepto los sionistas, belicistas, los que provocan las divisiones entre los musulmanes'. Sigue mañana...

PERIODISTA COLOMBIANO.