Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Carlos Góndola

Columnistas

Corporación ACP: plebiscito

No existe otra empresa en Panamá, con las características de la ACP.

Corporación ACP: plebiscito
Corporación ACP: plebiscito

OPORTUNIDAD HISTÓRICA. No existe otra empresa en Panamá, con las características de la ACP. Funciona como empresa privada, pero tiene el aval del Estado. Tiene gran cantidad de personal altamente calificado, capaz de concretar logros exigentes. A escasos días de inaugurar la ampliación, la ACP queda ahora disponible, este es el momento para extraer un ‘plus ' de nuestro mayor y más preciado patrimonio: convertirla en una Corporación. Esto le daría un gran impulso a nuestra economía. De manera similar al plebiscito para la ampliación, aquí se requeriría otro plebiscito, para considerar la creación de la Corporación ACP.

EVOLUCIÓN. Panamá tiene un potencial increíble para desarrollar una gran variedad de negocios. Pero no contamos con una estructura capaz de emprender dichas iniciativas. Ni pensar en crear una entidad de gobierno para este propósito, pues rápidamente quedaría atrapada en la maraña de la burocracia.

En resumen, actualmente no tenemos la capacidad de evolucionar. Esta situación cambiaría drásticamente si convertimos a la ACP en una Corporación: sería punta de lanza de un auge económico sin precedentes en nuestro país. Lo más grandioso es que las utilidades irían directamente al Estado, tal y como sucede con las utilidades del canal.

No estamos inventando el agua caliente, en Asia, los entonces denominados ‘tigres asiáticos ' (Corea, Taiwán, Singapur) lograron su despegue económico en el último tercio del siglo pasado de manera similar, mediante corporaciones, pues es la forma más rápida y segura de generar riqueza abundante en corto tiempo. Pueblo y Gobierno juntos se pusieron de acuerdo, y tomaron la decisión que les permitió despegar. La vía para lograr un despegue económico similar en nuestro país es muy simple: plebiscito.

DIVERSIFICACIÓN. La clave de la fortaleza económica de un país, radica en diversificar sus fuentes de riqueza, para no depender de una sola de ellas en particular. Los países asiáticos (Japón, China, Corea, Taiwán, Singapur) lo saben; y crearon grandes corporaciones multidisciplinarias: automóviles, electrónica, electrodomésticos, empresas navieras, etc. En este mundo no hay garantía de estabilidad para nadie, no solo por precios cambiantes (petróleo, cobre, etc.) o avances tecnológicos, sino también por coyunturas que pueden afectarnos adversamente: la crisis de pago (y de ventas) en la Zona Libre, los mal llamados ‘Panama Papers ', y hasta el Canal de Nicaragua. En vez de sentarnos a esperar que todo salga bien, debemos hacer que las cosas sucedan. Afortunadamente, no necesitamos hacer un esfuerzo titánico, sino tan solo algo muy simple y puntual: plebiscito.

ENFOQUE. En nuestra opinión, la Corporación ACP debería emprender proyectos a gran escala y de gran impacto económico. Algunos ejemplos: mercado externo: turismo, manejo y transporte de carga, servicios, producción y exportación de productos agrícolas, cría y exportación de peces, mariscos, etc.; mercado interno: producción de energía limpia, reforestación, etc.

Hemos mencionado tan solo algunos ejemplos que, sin embargo, cada uno de ellos es muy abarcativo. Por ejemplo, el turismo por sí solo, con la adecuada inyección económica, planificación y continuidad, puede fácilmente generarnos más riqueza que el canal. Lo que hemos mencionado es tan solo la punta del ‘iceberg ', hay mucho más. Nuevamente reiteramos, la vía para emprender este camino es muy simple: plebiscito.

TODOS JUNTOS. No tenemos el poder de convocatoria como para liderar una campaña de esta naturaleza. Por este motivo, solicitamos a todos que asuman esta iniciativa como propia, con el fin de lograr que se convoque a plebiscito esta importante propuesta. Comunicadores sociales, cantantes, figuras públicas, empresas, agrupaciones cívicas, congregaciones religiosas, el ciudadano común, todos cuentan. Asimismo, invitamos a todos a hacer sus comentarios a través de la prensa, TV, radio, redes sociales, imprimir ‘stickers ' con la frase ‘Corporación ACP Plebiscito ', etc. Sin sectarismos políticos, esto es de todos y para todos. La meta es muy simple y puntual: plebiscito.

COYUNTURA INTERNACIONAL. En mayor o menor grado, a todos los panameños nos ha golpeado el escándalo de los mal llamados ‘Panama Papers '. La actitud arrogante y oportunista del Gobierno francés ha generado un sentimiento de rechazo. En cambio, Alemania y EE.UU. se han mostrado mucho más comedidos.

Nuestro envidiable crecimiento económico ha causado esta solapada agresión de algunos países, que pretenden vender la idea de que nos hemos enriquecido a costa de negocios ilegítimos, que han afectado sus economías. Ante esta situación, debemos ser fuertes y enrumbar nuestro país hacia una economía e instituciones sólidas.

Al margen de los correctivos que hagamos a lo interno, los panameños todos debemos cerrar filas y mostrar a la faz del mundo que no somos una cueva de ladrones, sino que hemos progresado y seguiremos haciéndolo mediante iniciativas tales como Corporación ACP. Que nuestros hijos y nietos sepan que hubo un día en que Panamá fue objeto de virulentos ataques internacionales y que, en vez de doblegarnos, ese fue precisamente el momento en que al fin nos unimos, para emprender la senda del progreso.

Como expresó monseñor Ulloa: ‘Es una gran oportunidad de lanzarnos como país '.

En resumen, nuestra solicitud es que pasen la voz: PLEBISCITO. ¡Pa'lante Panamá!

INGENIERO