Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Avatar del Rafael Pitti

Rafael Pitti

Columnistas

‘¿Y cómo lo hacen?'

¿Y cómo lo hacen? Yo no sé cuál es el negocio, ¡sepa usted!

‘¿Y cómo lo hacen? Yo no sé cuál es el negocio, ¡sepa usted! Qué bien vive ese señor, qué bien vive esa señora, Sin trabajar se mantienen y visten muy a la moda, Y pregunto: ¿y cómo lo hacen?... '. Seguramente han escuchado esta canción interpretada por Frankie Ruiz y la Orquesta de Tommy Olivencia. Obtuve mi primer auto, un Pontiac Le mans Motor 350 año 70/71, por habitual generosidad de don Gabriel Lewis Galindo. Cuando ello ocurrió el general Torrijos, con natural sentido del humor me dijo: ‘Quemao, tío Gabo no te quiere '. Obvio colegir lo expresaba chistosamente, porque era un vehículo de alto consumo de combustible. Era el despertar árabe que disparó los precios del petróleo. El galón de gasolina de 0.65 rondaba B/ 1.00. Nada barato en la época.

Por poco usarlo, Chuchú Martínez me preguntó si lo vendía. ‘Dame B/1500.00 ', le dije. ‘Está bien, pero te lo pago poco a poco contestó '. Yo acepté. El poeta hizo un primer pago de 650.00. Le dije que no me debía más nada. Contento por mi acción, se lo contó al Viejo (Omar). Ello redundó positivamente, pues el general me regaló un panel que utilizaban para traslado logístico de sus efectos personales. No habían pasado 15 días cuando me llamó para decirme que le devolviera el vehículo, porque mucho bochinche y envidia había generado.

Cómprese un carro nuevo dijo. El panelcito lo regalaremos a monjitas del hogar San José de Malambo. Aumentó mi salario permitiéndome optar por un préstamo personal. Compre un Toyota Célica que causó escozor, rebasando áreas aledañas a mi residencia. Me percaté porque repetían a todo volumen la canción ‘Y cómo lo hacen '. Para responder se me ocurrió hacerlo de la misma manera. Tome un LP del Gran Combo y repliqué reproduciendo la canción que dice: ‘Yo no soy médico ni abogado ni tampoco un ingeniero, pero tengo un swing que muchos quisieran tener '. Lo medular del escrito es mostrar cierta analogía con propietarios de yate, avión privado, lujosas mansiones de campo y playa logrados legalmente. Sin embargo, fortunas que de una u otra forma son de origen cuestionable. Cómo lo hacen. Estableciendo sistemas que en sus negocios los niveles de especulación en alimentos, insumos, medicamentos y diversos servicios son incontrolables. A libre albedrío aumentan precios de forma recurrente y permanente.

Disfrazan su cruel método utilizando como referencia la libre competencia matrimoniada con la malsana oferta y demanda. Las medicinas suben a costos inaccesibles. Los enfermos quedan en disyuntiva de comprar comida o medicina. Parafraseando otra canción: ‘Con cédula o sin cédula la pelona te va a llevar '. Es algo de catalogarse criminal por avaricia y voracidad. Incluye macroempresarios y comercios informales, abarcando fondas y restaurantes populares. Otro ejemplo son las tarjetas prepagadas del transporte. Cuando menos esperas no tienes saldo. La respuesta que recibes, ¿saldo vencido? Con Panapass aparentemente lo mismo. Igual en telefonía celular o residencial. Envías una llamada y aunque cierres antes de ser realizada te la cobran. Apelar al cielo porque las telefónicas no brindan respuesta satisfactoria o coherente. Disimuladamente evaden responsabilidad frente a demandas de usuarios por servicio al cliente al subcontratar empresas para cobro y otras prestaciones comprometidas. Aunado a ello, oponen resistencia influenciando no ser considerados para cumplir la Ley que otorga beneficios a pensionados y jubilados.

¿Cafeterías y televisión por cable excluidas por catalogarse lujo? Algo definible como cine en casa y derecho a sano esparcimiento familiar fue omitido. Venta de viviendas a precios astronómicos con casas que por dimensión producen un negativo hacinamiento. Construidas en terrenos menores a 200 M2, impiden un ambiente armónico y estable con la naturaleza. ¿Que cómo lo hacen?, ya sabemos. Excitante hacer dinero y amasar riqueza así, ¿verdad? Más fácil aún cuando virtualmente no existe autoridad supervisora y fiscalizadora de normas y procedimientos concernientes a salubridad, calidad y cantidad ofertada en productos adquiridos por venta directa o contrato. Falta de equidad y escasa posibilidad de una vida decorosa, conducen a una sistemática miseria del ser humano. Algo riesgoso y peligroso que obliga a tomar en cuenta observaciones. Omar Torrijos en determinado momento predijo el partido de los emputados. Hoy surgen movimientos indignados y términos compatibles que pueden generar reacción en cadena a una predecible Rebelión de las Masas. ¡Cuidado!

MIEMBRO DEL PRD.