Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Avatar del Jaime Flores Cedeño

Jaime Flores Cedeño

Columnistas

Raíces familiares del doctor Justo Arosemena*

La vida del doctor Justo Arosemena fue estudiada por distintos autores e intelectuales en el siglo pasado

Raíces familiares del doctor Justo Arosemena*
Raíces familiares del doctor Justo Arosemena*

La vida del doctor Justo Arosemena fue estudiada por distintos autores e intelectuales en el siglo pasado y lo que avanza del actual siglo XXI. Entre algunos de estos escritores tenemos a Octavio Méndez Pereira, quien ganó el concurso de ensayo convocado por la Secretaría de Instrucción Pública (Ley 34 de 1916) en homenaje al Centenario del Natalicio de Justo Arosemena. Al respecto estimo importante que por su valioso contenido histórico esta obra pueda volver a ser reeditada.

Décadas más tarde vemos otros trabajos publicados por José Dolores Moscote y Enrique J. Arce, Rodrigo Miró, Argelia Tello Burgos, Ricaurte Soler y por el rector electo de la Universidad de Panamá, doctor Eduardo Flores C. quien abordó los aportes de Arosemena al conocimiento de la física.

Recordemos que el doctor Arosemena fue un hombre que se desempeñó en distintas facetas del saber humano, por lo tanto, su trayectoria puede ser estudiada desde distintos ángulos, ya sea, jurídico, legislativo, diplomático, periodístico humanístico o científico.

A pesar de estos estudios, debemos reconocer, tal como lo expresara en su momento uno de los principales investigadores de la literatura panameña, Rodrigo Miró, en el ensayo Teoría de la Patria , que es muy poco lo que se conoce de su vida y obra.

El problema tal vez se debe a que para entender en su justa dimensión el pensamiento de Arosemena resulta indispensable conocer determinados aspectos relacionados con la historia de Panamá atinente al período decimonónico.

Puntualizamos señalando que el doctor Justo Arosemena nació el 9 de agosto de 1817, fruto de la unión de Mariano Arosemena de la Barrera y Dolores Quesada Velarde.

Para la época en que nació se gestaban intensas luchas emancipadoras en el continente que desafiaban más de 300 años de coloniaje español lideradas por el Libertador Simón Bolívar, José de San Martín y Antonio José de Sucre, entre otros héroes.

Su padre fue un comerciante, intelectual y patriota, en 1820, luego de llegar al Istmo procedente de Perú en donde cursó estudios humanísticos, fundó junto a Juan José Argote, Manuel María Ayala y Juan José Calvo el periódico semanal La Miscelánea , considerado como la primera publicación editada en el Istmo y que dio impulso al objetivo independentista.

Efectivamente, tanto Mariano Arosemena como su hermano Gaspar fueron dos de los principales próceres de la gesta del 28 de Noviembre de 1821. En un escrito publicado por el doctor Arosemena en 1894, dedicado a su padre, titulado Centenario de un Prócer , recuerda que cuando tenía cuatro años de edad reinaba en su hogar un ambiente de patriotismo, haciendo énfasis en un cuadro que su padre tenía en el hogar con la inscripción: ‘Memoria al 28 de Noviembre de 1821 ' y que conforme a sus propias palabras ‘fue una de las más fuertes impresiones que tuvo de su niñez '. De su madre se ha escrito igualmente que era una mujer ejemplar, la cual le inculcó una estela de valores morales a su hijo que fue luz y guía en cada momento de su vida. Los abuelos de Arosemena por la vía materna fueron Miguel Quesada y Catalina Velarde y por la rama paterna se identifica a Pablo José Arosemena y Rafaela Martina de la Barrera.

Los autores Moscote y Arce en su ensayo La vida ejemplar de Justo Arosemena , publicada en 1956, nos dicen que tuvo varios hermanos, algunos más conocidos que otros, mencionan a Mariano Arosemena Quesada, médico y químico de profesión, autor de un estudio sobre la fiebre amarilla, fue además profesor de la Facultad de Medicina en la Universidad de San Marcos; Blas Arosemena, quien ejerció como matemático y agrónomo, miembro de la Comisión Exploradora Norteamericana del Canal en 1870. Otros de sus hermanos de los que no se tienen mayores referencias, son: Martina, Manuela, Josefa Dolores, Carmen A. de Rice y Luisa A. de Diego.

Agregan en esta obra que en 1838 el doctor Arosemena contrajo nupcias con Francisca de la Barrera, de esta unión nacieron: Tomás Demetrio de las Mercedes, Inés Josefa del Carmen, Elisa Julia Victoria y José Fabio. En 1850 falleció su esposa y volvió a casarse ocho años más tarde con Lousie Livingston, hija de un exministro estadounidense con funciones en Quito, de este matrimonio vio la luz José Arosemena L.

Sus biógrafos han destacado que fue un padre ejemplar que le dedicó especial cercanía, atención y afecto a su esposa e hijos, quienes en todo momento lo apoyaron en su oficio intelectual y en sus proyecciones políticas.

PROFESOR DE FILOSOFÍA E HISTORIA, ABOGADO.

*2017, BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DEL DR. JUSTO AROSEMENA.