Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Mario A. Rognoni (Q.E.P.D.)

Columnistas

¿Quieres ser ministro?

‘... todavía veo hoy a quienes aspiran a cargos públicos y de elección, y... me parecen más interesados en el posible enriquecimiento... '

¿Quieres ser ministro?
¿Quieres ser ministro?

¿Nunca te has preguntado de dónde salen los ministros? Primero hay que entender que el Gobierno lo conforman funcionarios de elección y otros de selección. Segundo, tu ‘ORIGINAL ' círculo cero va definiendo tu capacidad rápidamente. Así, tu mamá, papá, hermanos, primos y amigos íntimos te convencen de que eres un líder, debes correr para algo y luego buscar la Presidencia. En cambio a otros los convencen de que serían estupendos funcionarios de selección: ministro, director de entidad, etc.

Ahora bien, tú no has sido funcionario ni diputado ni representante de corregimiento, pero, ¡ah!, eso no importa, tú tienes capacidad para ocupar cualquier cargo. Así que cuando te llegue la llamada, aceptas. Y comienza tu calvario. Asume que llegas a ministro, te encuentras con varias murallas, el personal, no puedes cambiarlo todo, el presupuesto, de repente todo lo que hay pendiente; es decir, tus planes no tienen presupuesto. Tercero, lo que harás depende del presidente, el presupuesto, tu interacción con la comunidad.

Tomemos el ejemplo del MOP. Nadie puede dudar de la capacidad profesional del Ing. Arosemena. Toma una cartera con excelentes profesionales con experiencia que han tenido excelentes jefes, desde Luis Blanco, Eduardo Quirós, Benjamín Colamarco, Pepe Suárez, y, sorpresivamente, se encasquilla el ministerio y de repente es foco de múltiples protestas en las calles, en la capital y el interior. Calles y puentes en pésimas condiciones y en un escenario donde no se pueden atender todos a la vez.

Primero, el presupuesto de mantenimiento e inversiones no cubre ni la mitad de las necesidades; segundo, cualquier plan de rápida atención choca con la falta de presupuesto, equipos y personal. El ingeniero Arosemena está condenado a fracasar, toda la capacidad y experiencia en EUA choca con la burocracia y limitaciones nuestras. Pero, ¿qué pasa? ¿Cómo le explicas a una comunidad que se le cayó el puente colgante que un país con un presupuesto de más de 20 000 millones de presupuesto no tiene para reemplazarlo?

HOY, MÁS BIEN, EL CÍRCULO CERO DE LOS QUE ESTÁN AFUERA LES DICEN: ‘NO SE TE OCURRA OCUPAR UN PUESTO, QUEDARÁS SUBIENDO Y BAJANDO ESCALERAS '

Pero el Gobierno opera por prioridades y presupuesto, si te sales de la norma, no pueden atender los temas que surgen. El ministro es citado a cierres de calles y otras manifestaciones, pero, ¿cómo pu ede prometer lo que no puede cumplir?

En ese momento el ministro recuerda a su círculo cero que lo metió en esta aventura, mientras él busca la próxima parada para bajarse del cargo. Mientras tanto el representante y los diputados del circuito buscan cómo sacar el cuerpo y responsabilizar al que primero acuse la comunidad, en este caso al ministro. Y, el presidente, no tiene interés de cambiar de ministro, si él sabe que el que ponga correrá la misma suerte. Y el pueblo se pregunta cuándo hará los cambios y yo les contesto ¿para qué? Al que se lo ofrezcan sabe que quizá es un honor, pero es una carrera al desprestigio. Ejemplo, ¿puede un nuevo director del Idaan cambiar las cosas sin que le den al menos 700 millones para inversiones? ¿Puedes en Minsa resolver la escasez de medicinas sin dinero para comprarlas en forma expedita?

La verdad, este y los próximos Gobiernos tendrán que ir buscando profesionales jóvenes con capacidad y con ganas de innovar porque solo así podrán enfrentar los problemas de hoy agravados con los de mañana. Y adicionalmente, hay que ir preparando a las comunidades para esperar, entender la razón de sus problemas de inundaciones, calles, falta de agua, para que así entiendan el tiempo que podría tomar resolverlos.

Hoy, ni la Asamblea y los diputados ni el Ejecutivo están resolviendo los problemas del pueblo. El Gobierno hace un esfuerzo con el problema de vivienda, pero mientras resuelve 50 000 casas en cinco años, las necesidades por afectados en inundaciones, precaristas y otros duplica en esos años la necesidad.

Al final del día, veo hoy a quienes aspiran a cargos públicos y de elección, y lamento tener que decir que me parecen más interesados en el posible enriquecimiento en los puestos que en las soluciones que traen. ¿Por qué no hacen públicas sus soluciones a los problemas más que anunciar demagógicamente promesas incumplibles? Con los problemas puntuales que vivimos, ¿alguien ha sugerido solución alguna?, ¿frente a las inundaciones?, ¿reparación de calles?, ¿seguridad? Hoy, más bien, el círculo cero de los que están afuera les dicen: ‘No se te ocurra ocupar un puesto, quedarás subiendo y bajando escaleras '

ANALISTA POLÍTICO.