Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Catherine E. Muñoz Arango

Columnistas

Universidad de Panamá: 20 años ‘transformando vidas'

En esta semana la sociedad panameña y la comunidad universitaria serán testigos de un acontecimiento en donde se imprime un antes y después

En la historia antigua de Grecia, por ejemplo, se marca una era antes y después (de la crisis de la Grecia Clásica al periodo helenístico) de la muerte de Alejandro Magno, al igual que sucede a partir de la Revolución francesa que prefiere hablar del Antiguo y Nuevo Régimen, expresiones que reflejan las transformaciones ideológicas, políticas, sociales y culturales de un periodo con respecto al otro.

En esta semana la sociedad panameña y la comunidad universitaria serán testigos de un acontecimiento en donde se imprime un antes y después. Este suceso es generado por el hecho de que en nuestra primera casa de estudios, la Universidad de Panamá (UP), se pone fin no solo a una gestión del Dr. Gustavo García de Paredes como rector de la UP, sino también a un proyecto universitario.

Con lo anterior, tiene sentido hablar y seremos partícipes de una era post-Gustavo no siendo sorprendente tal calificativo porque con demasiada frecuencia con numerosos alias (Gus forever, Tutankamón, el cacique, el Eterno, el Sempiterno) y caricaturas de un faraón o de personaje histórico, se ha aludido a ello en los medios de comunicación social, y en fechas recientes se ha estado anunciado el fin de una época, expresando que de ahora en adelante la UP será distinta.

Durante los años que el Dr. Gustavo García de Paredes ha ocupado como autoridad máxima de la UP, ha continuado con la tradición heredada de los rectores que le precedieron, así como de los líderes educativos del siglo XXI, y durante su gestión ha reconocido, al igual que el fundador de la UP, Dr. Harmodio Arias Madrid, que la universidad es el centro de la cultura y la esperanza y progreso de la sociedad.

Ciertamente que lo anterior ha sido significativo porque se han logrado enormes avances por hacer llegar la UP a todas las personas en todos los rincones del país, haciendo realidad aquella frase de Paulo Freire, ‘la educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo '. En consecuencia, en la reciente Rendición de Cuentas ha reiterado el Dr. Gustavo García de Paredes, que ‘el objetivo de los universitarios de ayer, de hoy, mañana y siempre, fue, es y será garantizar el derecho a la educación de calidad de todos los panameños y, sobre todo, garantizar la educación de los más pobres y desamparados. Esa es su misión emblemática. Y ese fue nuestro norte para erradicar la pobreza '.

Indudablemente que en los días venideros se inicia la era post-Gustavo al asumir el Dr. Eduardo Flores el cargo de rector de la UP, y como él manifiesta se ha comprometido a ‘renovar íntegramente esta casa de estudios '.

No obstante lo anterior, tendremos presente el eslogan de los 80 años de la UP: ‘Transformando vidas '; pues ciertamente el Dr. Gustavo García de Paredes, conjuntamente con la comunidad universitaria, ha transformado esta primera casa de estudios durante los últimos veinte años, (aunque no podemos afirmar que veinte años no es nada), alumbrando el camino de miles de jóvenes al ofrecerles una educación universitaria sin excepción, desde Kankintú a Narganá.

*MAGÍSTER EN HISTORIA Y CIENCIAS DE LA ANTIGÜEDAD.