Temas Especiales

29 de Jun de 2022

  • Avatar del Genaro López

    Genaro López

Columnistas

Partidocracia y diputados: ‘juez y parte'

‘Juez y parte ', se refiere a aquellos que intentan tomar parte en la toma de decisiones, pero que no pueden hacerlo de manera imparcial

‘Juez y parte ', se refiere a aquellos que intentan tomar parte en la toma de decisiones, pero que no pueden hacerlo de manera imparcial, pues tiene intereses en juego. Esto proviene del Derecho, en el que una persona no puede ser juez si es parte involucrada en el caso de manera directa o por tener alguna relación con alguno de los litigantes.

En el proceso de reformas electorales que se vive una vez finalizado el torneo electoral, tanto la partidocracia como los diputados se convierten en juez y parte de las llamadas ‘reformas electorales '.

En el caso de la partidocracia, estos constituyen parte de la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE), en conjunto con algunas otras organizaciones sociales. Sin embargo, a pesar de vivir el proceso de ‘propuesta de reformas ', su conducta histórica ha sido desconocer los acuerdos de la Comisión e imponer en la Asamblea Nacional sus intereses partidistas (financiamiento, publicidad, periodo, formas de elección, etc.). En el caso de los diputados, sus intereses por garantizar su reelección privan en la definición de las reformas.

Esto es lo que ha acontecido en el actual proceso de discusión de las reformas electorales en la Asamblea Nacional. Los diputados de la Comisión de Gobierno aprobaron por unanimidad (Con votos del PRD, CD y panameñistas), a tambor batiente, en Primer Debate, el Proyecto de Ley 292. Es decir, la ‘plata los vuelve a unir ', evidenciando una vez más que son máquinas electoreras sin plan de desarrollo nacional y sin ideología.

Así, los diputados se subieron al mil por ciento lo que proponía la Comisión Nacional de Reformas Electorales, el financiamiento privado. El tope propuesto por la Comisión era de B/. 0.50 por elector en cada circunscripción. Los diputados lo subieron a B/. 5.00, 10 veces más, montó que podrá aumentar ‘atendiendo a criterios como vías de acceso territorial, distancia entre poblados y población electoral '.

Con esto siguen las puertas abiertas al narcotráfico y otros dineros procedentes de actos delictivos para financiar candidatos y partidos corruptos, tal como ha sido denunciado en diversas ocasiones y actualmente reconocido por el propio presidente de la República; por cierto, sin que medie investigación alguna.

Lo acaecido da una vez más la razón a Frenadeso, ‘el tema de las reformas electorales era muy serio como para dejarlo en manos de los diputados. La partidocracia ha vuelto a secuestrar las elecciones '. Con ello, lo que se augura es un proceso de escandalosas elecciones en el 2019 que serán las más clientelistas de la historia.

Ante el embate de la partidocracia y los sectores de poder económico, el Frente Amplio por la Democracia (FAD) ha propuesto: equidad en financiamiento público; que no haya financiamiento privado; que el financiamiento electoral sea solo público y que el mismo no sea oneroso para el pueblo; contratación de espacios de radio, prensa y TV por parte del Tribunal Electoral para ser distribuidos por igual a cada partido y candidato; solo un mes de campaña electoral; el día de las elecciones los partidos solo pueden invertir en movilizar su personal a las mesas y centros de votación; propiciar un verdadero debate nacional sobre visiones y propuestas políticas, y no reality shows ; el papel protagónico de la mujer debe ser una realidad, no un discurso; acabar con el clientelismo y frenar la narcopolítica. Proponemos someter a consulta popular lo que salga de la Asamblea; que el pueblo decida, los diputados no pueden ser juez y parte.

Las reformas electorales aprobadas en primer debate son clientelistas, excluyentes y antidemocráticas; no auguramos mayores cambios en el segundo debate, salvo algunos elementos que no rompen con la perspectiva impuesta. Frente a ello, llamamos al pueblo a manifestar su repudio frente a otro acto corrupto e inmoral de la Asamblea Nacional.

Con este actuar de los diputados se reafirma la necesidad de una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.