Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

2017: luchas, victorias y esperanza

Se fue un año cargado de dificultades para la mayoría de los panameños

Se fue un año cargado de dificultades para la mayoría de los panameños. Las imposiciones en el plano económico, social y político, y sus efectos sobre los más pobres se agudizaron en este 2016. La corrupción y la impunidad se mantuvieron durante el año, cerrando con el escándalo de Odebrecht, que involucra a funcionarios de Gobiernos de 2006 hasta la fecha, con B/.8500 millones en contratos. El pueblo desde sus diversas trincheras repudió este estado de situación. Las movilizaciones y protestas que emprendieron diversos sectores de la población se produjeron principalmente en defensa al derecho a la vida digna y contra la corrupción.

En el 2017 se avecinan grandes retos para el movimiento social panameño; la defensa a la salud y seguridad social, así como el derecho a la seguridad y soberanía alimentaria se constituirán en nuestros principales objetivos de lucha, sin dejar de lado la lucha contra la galopante corrupción y por justicia para el pueblo. En este sentido, en el nuevo año es necesario que los sectores populares continuemos con nuestras acciones y exigencias, conscientes de que es nuestra la ética, la honestidad y solidaridad, la decencia y el trabajo, lo que nos debe permitir enfrentar aquellos corruptores y corruptos que insisten en atracar el Estado para incrementar sus arcas personales, y que harán del 2017 otro año de engaños en sus acostumbradas demagogias. Para ello, es imperativo seguir redoblando los esfuerzos organizativos y de lucha del pueblo.

Como se ve levantar un Estado humano y decente, implica necesariamente la construcción de real democracia. El país requiere cambios profundos en todos los órdenes de la vida nacional. Es obligante reformar el Estado asegurando la construcción de una sociedad justa, solidaria, equitativa, democrática, popular y participativa, que oriente y garantice un desarrollo humano integral, con absoluto respeto a los Derechos Humanos. Para tal fin son necesarios hombres y mujeres organizados y formados, con férrea voluntad y disciplina, capaces de luchar y defender sus intereses para forjar su destino y el de la colectividad.

Con organización y lucha avanzamos hacia nuevas victorias. Como siempre manifestamos nuestras victorias han sido producto de la lucha organizada, nada se nos ha dado. El pueblo está consciente de que sin luchas no hay victorias.

La Esperanza se materializa desde el campo, desde las comarcas, desde los barrios, desde los centros académicos, desde los centros de trabajo, así, pese a los obstáculos que nos impone el sistema, con pretendidas reformas electorales más antidemocráticas y con la pretendidas manipulaciones para el nombramiento del magistrado del Tribunal Electoral, inscribiremos el Instrumento Político Electoral de los sectores patrióticos, democráticos y populares: Frente Amplio por la Democracia (FAD).

Con el FAD, como verdadera alternativa de las mayorías del país, planteamos trabajar en una política económica distinta a la que nos mantiene sumergidos en la pobreza y marginación. Una política económica que garantice una Vida Digna y Decorosa para todos los panameños. Lucharemos en unidad con el pueblo, y solo de él será la victoria.

Para el 2017, como dijera Eduardo Galeano, ‘¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho de soñar? / ... Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo; ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas... / ... El mundo ya no estará en guerra contra los pobres, sino contra la pobreza... / ... Nadie morirá de hambre, porque nadie morirá de indigestión'. Propongo ¿qué tal si transformamos los sueños en realidades? A organizar, concientizar, movilizarnos; estos son los pasos que debemos dar con certeza.

Convencido de que la llama de la esperanza se mantiene, mientras creamos en la necesidad de una sociedad ética, democrática, de equidad y justicia social, de respeto de todos los derechos humanos, de solidaridad; deseo a todo el pueblo panameño un nuevo año de luchas, victorias y esperanza.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.