Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Mario Castro Arenas

Columnistas

Solidaridad con México

Se atribuye a Porfirio Díaz la frase: ‘Pobrecito México: tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos'.

Se atribuye a Porfirio Díaz la frase: ‘Pobrecito México: tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos'. El presidente Donald Trump revela que la historia repite la fatídica premonición de don Porfirio. La hostilidad contra los mexicanos residentes en Estados Unidos, la amenaza de levantar un muro más alto que el existente en la frontera, la desarticulación del NAFTA en perjuicio de México conciertan un cambio radical en las relaciones exteriores de ambos países. México rechaza enérgicamente la instrumentación de medidas unilaterales en desmedro de su soberanía y los derechos de mexicanos residentes.

La amnesia política del presidente Trump debiera someterse a una terapia de historia, recordándole que Estados Unidos arrebató casi la mitad del territorio mexicano –California, Texas, Arizona— y que los emigrantes han regresado a las tierras de sus antepasados, pero no para rescatarlos por la fuerza militar sino atraídos por un etnotropismo cultural fascinante.

Los mexicanos son portadores de una avanzada civilización precolombina mezclada con la cultura hispánica que se ha trasladado a Estados Unidos para balancear la sociedad norteamericana, fundada por inmigrantes europeos, africanos y asiáticos. México debería tener la prioridad de la política inmigratoria estadounidense por los antecedentes históricos, por la infatigable laboriosidad de su gente, y, principalmente, por el aporte ético de un humanismo forjado en la solidaridad cristiana.

México encarna la salvación moral de una sociedad en la que predomina el materialismo crematístico. Cada mexicano, cada hispanoamericano, es parte de un tejido de costumbres que se expresa en actos de la vida social, nacimientos, bodas, cumpleaños, ceremonias fúnebres, culinaria, que atenúan la soledad, la discriminación racial, las diferencias de clases. He apreciado personalmente la afinidad humana y cultural vigente en Houston, por ejemplo, que une en vez de dividir a los anglosajones y mexicanos.

Hay muchos mexicanos casados con norteamericanas y viceversa. ¿Tiene sentido derogar esta convivencia? Los chinos demoraron más de mil años en construir la muralla. El muro de Berlín fue derribado en minutos.

La solidaridad de América Latina con México es impostergable.

ABOGADO Y PERIODISTA.

La educación y la cultura jugarán un papel imprescindible, siempre y cuando el Estado les permita intervenir con proyectos