25 de Feb de 2020

Daniel Delgado-Diamante

Columnistas

Un Congreso SEI por Panamá y su gente

Panamá cuenta ahora con su propia Sociedad de Estudios Internacionales

Un Congreso SEI por Panamá y su gente
Un Congreso SEI por Panamá y su gente

El 18 de enero de 1934, un grupo de jóvenes españoles deseosos de ampliar sus conocimientos de política internacional, adquiridos durante su formación universitaria, crearon la Sociedad de Estudios Internacionales (SEI) que se domicilió en el Ateneo de Madrid.

Por su formación académica y al tratarse de una asociación de postgraduados, adoptaron los tradicionales nombres de Consejo Rector, Rector, Vicerrectores, para designar a los órganos directivos de sus actividades científicas y de investigación.

En estos 83 años la SEI-España acumuló un bagaje de conocimientos y experiencia adquiridos por medio de un gran número de cursos, conferencias, jornadas, seminarios, mesas redondas, debates, donde han participado, y participan, políticos, diplomáticos, miembros de las instituciones de seguridad y de la academia, científicos, periodistas y personalidades diversas, nacionales e internacionales. Todo ello acredita a esta Sociedad como un espacio de referencia para el análisis, estudio, debate, divulgación y enseñanza en su ámbito de actuación, actualmente bajo el liderazgo del doctor Juan Solaeche Jaureguizar y Bielsa, rector de SEI-España.

Panamá cuenta ahora con su propia Sociedad de Estudios Internacionales, ya que en la Asamblea General de 12 de septiembre de 2016 se designó como rector de la SEI-Panamá al doctor Enrique Lau Cortés, connotado académico y profesional panameño.

Los directivos de la SEI – Panamá, constituida por expertos panameños en diversas ramas del Saber, decidieron realizar una actividad académica en el marco de la principal preocupación expresada en todas las encuestas: la Seguridad Pública en nuestro país.

Es importante entender que muchos de los problemas de inseguridad que vivimos en Panamá, tienen su origen en las amenazas y riesgos de nuestro entorno internacional. Por tal razón, decidimos realizar los días 16 y 17 de marzo, en la UTP, el Primer Congreso Internacional sobre ‘Amenazas Globales y su Impacto Regional', que fuera inaugurado por S. E. Isabel Saint Malo de Alvarado, vicepresidente de la República y ministra de Relaciones Exteriores, acompañada del ministro de Seguridad Pública, S. E. Alexis Bethancourt Yau.

Para tal propósito, invitamos a distinguidos expositores internacionales, contando con la presencia de experimentados conferencistas provenientes de Colombia, Chile, México, El Salvador, España, Estados Unidos y Panamá. Especialmente, nos honró con su participación S. E. Néstor Méndez, secretario general Adjunto de la OEA.

Ante una masiva presencia de participantes, se tocaron importantes temas sobre seguridad y amenazas globales y sobre cómo impactan la estabilidad, calidad de vida y recursos de los países afectados, hechos que quizá son desconocidos por muchos de los ciudadanos, pero no por ello dejan de ser reales, pues ponen de manifiesto la importancia de estar preparados como región, como países y como sociedad, ante tales amenazas.

También se evaluaron el impacto y crecimiento de las redes de narcotráfico, nuevas rutas de distribución y la complejidad de sus relaciones con grupos armados en otros continentes. Se tocaron temas como la responsabilidad del Estado en velar por brindar a sus ciudadanos mejores oportunidades de desarrollo y educación, que logren la inclusión social en condiciones de igualdad en búsqueda de la sostenibilidad con políticas de Estado y no en programas temporales de Gobierno.

Ante un mundo globalizado y conectado por el ‘quinto dominio', el ciberespacio, los retos y peligros no conocen fronteras ni límites físicos. Las fronteras se convierten en difusas y sus contornos están afectados por la criminalidad. Nuevas modalidades de delitos surgen a la misma velocidad que la tecnología evoluciona, lo que no solo implica la pérdida de millones de dólares en delitos financieros y por ‘hackeos' de información importante para empresas y ciudadanos, sino el peligro de constituirse en el medio para delitos infames como la trata de blancas, la pornografía infantil, el terrorismo y la extorsión. Los más vulnerables son los niños y adolescentes. El control parental en el acceso a Internet es deber de los padres. Advertir a nuestros hijos sobre los peligros en la redes, es fundamental para preservar su seguridad física y estabilidad emocional.

Es un hecho que todos debemos ser cuidadosos en el manejo de información que circulamos en la red, respetando las políticas de administración de datos en las empresas o en el entorno laboral y respetando las normas de seguridad informáticas que debemos cumplir de manera ética y profesional.

La SEI-Panamá no pretende tener todas las respuestas para los múltiples problemas que aquejan a nuestro país, pero sí convertirse en una nueva fuente del conocimiento y centro de apoyo al servicio del pueblo panameño, con el objetivo de alcanzar una mejor Patria. Así sea.

ABOGADO