La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Avatar del Julio Yao Villalaz

Julio Yao Villalaz

Columnistas

Trump/Varela: carta al presidente de Panamá

Cuando no era presidente, el señor Trump hizo, en marzo de 2011, declaraciones ofensivas a nuestro pueblo

En mi condición como exasesor de Política Exterior (1972-1977), exagente de Panamá ante la Corte Internacional de Justicia (1989) y signatario de la Carta Abierta al Presidente de Panamá sobre Venezuela (5 de abril de 2017), me dirijo a usted respetuosamente para hacerle llegar breves comentarios en la víspera de su entrevista con el presidente Donald Trump. (http://laestrella.com.pa/opinion/columnistas/carta-presidente-sobre-venezuela/23996170)

Cuando no era presidente, el señor Trump hizo, en marzo de 2011, declaraciones ofensivas a nuestro pueblo al manifestar que EE.UU. nos ‘regaló estúpidamente el Canal a cambio de nada. Entregárselo gratis es muy triste'.

‘Podemos demostrar que EE.UU. nos engañó, nos estafó y nos explotó con el Tratado de 1903... No le pagó a Panamá ni un solo centavo por la Zona del Canal, aseguró Julio Yao, catedrático y asesor panameño en los Tratados Carter-Torrijos', publicó la AFP.

Por ese injusto e inmerecido insulto, sugerimos que lo declaráramos Persona No Grata y, en efecto, el Consejo Municipal de Panamá así lo decidió por unanimidad. Trump dijo luego que no dijo lo que había dicho y nunca se retractó, por lo que en Panamá no será bienvenido. (http://www.elespectador.com/noticias/economia/afirmaciones-de-trump-sobre-canal-de-panama-provocan-ir-articulo-256495)

El expresidente Martinelli lamentó las declaraciones de Trump sin pedirle que se disculpara o retractara. Pero usted, que era su vicepresidente y canciller, tampoco, aunque ahora tendrá la oportunidad de pasar la página honrosamente. De no hacerlo, estará admitiendo que EE.UU. nos ‘regaló el Canal a cambio de nada', pero también que el 9 de Enero y durante la invasión la sangre de nuestros mártires, ¡fue derramada en vano!

Sin embargo, no nos hacemos ilusiones a juzgar por su incapacidad de defender a Panamá de conspiraciones y escándalos, como la CIA en los ‘Papeles Mossack-Fonseca' (mal llamados ‘Panama Papers'), la Lista Clinton y Odebrecht).

Usted y el presidente Trump conversarán temas peligrosamente entrelazados: seguridad regional, democracia y Venezuela. Pero hay un cuarto ‘invitado de piedra' que no se menciona y que estará allí: China Popular.

Trump está empecinado en contener el surgimiento de China como líder global, por lo que no estará encantado con la apertura de relaciones entre Panamá y Beijing, que no tiene un soldado fuera de sus fronteras. Aún así, intenta expulsarla de Venezuela, para lo cual tiene planificada una invasión.

Trump no podrá hacer recular a Panamá en lo de China y querrá resarcirse de algún modo. Ello solo puede ocurrir si Panamá:

(1) convierte al país y su Canal en objetivos de represalia, en violación del Tratado de Neutralidad (Artículo II);

(2) acepta unirse a la invasión, aunque por Constitución no podemos tener ejército y la misma es un crimen de lesa humanidad;

(3) acepta nuevas bases, sean ‘nenúfares', ‘Forward Operating Locations' (FOLS), sitios de defensa, portaaviones y submarinos estacionarios, lo que violaría el Tratado de Neutralidad (Art. V); o

(4) acepta renegociar nuevas bases conforme a la Reserva Nunn al Tratado de Neutralidad, lo que violaría su Artículo V y anularía dicho convenio.

La opción de que EE.UU. utilice las bases aeronavales se desprende de los acuerdos simplificados pactados entre ambos países (Salas-Becker), que permiten amplios derechos militares de intervención en territorio continental, marítimo, aéreo, fluvial, lacustre y flotante (alta mar) de Panamá y que constituyen una negación total de nuestra Constitución Nacional y el Derecho Internacional.

Esos acuerdos jamás fueron aprobados por el Órgano Legislativo y son anulables, salvo uno, que nos prohíbe juzgar a los criminales de guerra de EE.UU., por lo que también este viola el Derecho Internacional.

Me preocupa, señor presidente, que usted haya participado en el Programa de Gobierno del expresidente Martinelli, que admite la siguiente violación del Tratado de Neutralidad:

‘Iniciaremos conversaciones para traer de vuelta a Panamá la presencia norteamericana a través del mecanismo FOL (‘Forward Operating Location') para combatir el narcotráfico, la guerrilla y el terrorismo, entre otros'. (http://laestrella.com.pa/opinion/columnistas/fuerzas-militares-eeuu-panama-colombia/23999665)

Siendo vicepresidente y canciller, usted interrumpió (2 de Noviembre de 2009) mi discurso como Orador de Fondo en el Mausoleo a los Soldados de la Independencia, en el que sugería el uso de las bases por EE.UU.

Recordará también que al día siguiente (3 de Noviembre, día de nuestra Separación de Colombia), varios desconocidos violentaron mi residencia y agredieron a mi familia, sin que la Dirección de Investigación Judicial moviera un dedo.

Lo traigo a colación, señor presidente, no para mortificarlo, sino porque estoy convencido de que quien defienda su Patria, arriesga su vida por ella.

EL AUTOR ES ANALISTA INTERNACIONAL Y EXASESOR DE POLÍTICA EXTERIOR.