Temas Especiales

10 de Apr de 2020

Catherine E. Muñoz Arango

Columnistas

Entre el honor de GESE y el de la Patria

La reciente decisión de la OFAC de no renovar la licencia de GESE y todos los hechos anteriores han tenido graves consecuencias, como se esperaba

El Grupo Editorial El Siglo y La Estrella de Panamá, GESE, incluido en la llamada Lista Clinton constituye una ofensa no solo contra el accionista mayor de esta empresa, sino también para nuestra Patria. El diario La Estrella de Panamá y posteriormente El Siglo, han narrado el acontecer nacional, fortaleciendo la libertad de expresión y se han convertido en fuentes de consulta para los nacionales y extranjeros.

El país y sus trabajadores han seguido todos los contratiempos y la zozobra desde hace un año en el que GESE ha tenido prácticamente que recurrir ante las autoridades nacionales y suplicar a la OFAC y a los Estados Unidos una prórroga para seguir operando.

La reciente decisión de la OFAC de no renovar la licencia de GESE y todos los hechos anteriores han tenido graves consecuencias, como se esperaba: reducción del personal y de publicaciones, cancelaciones de pautas publicitarias y, más recientemente, la eliminación de las ediciones de fin de semana.

Además de lo anterior, en días pasados el presidente de GESE, Eduardo Quirós, manifestó en un comunicado que ‘La compañía aseguradora proveedora de las pólizas de Seguro Gastos Médicos-Local y de Vida Colectivo de los colaboradores del Grupo Editorial El Siglo & La Estrella de Panamá ha cancelado unilateralmente su contrato', situación que, como indica, es injustificada, debido a que los beneficiarios finales de estas pólizas son los colaboradores.

En consecuencia, todo lo que ha pasado lo consideramos como un agravio u ofensa al honor y constituye para los estudiosos de historia antigua una hibris. Así nos dice Dover, la hibris es ‘todo comportamiento en el que uno trata a otros como le apetece, con la arrogante seguridad de que escapará sin cumplir ningún castigo por violar sus derechos y por desobedecer alguna ley o norma moral socialmente aceptada…'. Aristóteles, por su parte, en la Retórica nos dice que hibris es el placer de darles deshonor a los demás; es decir, el uso intencional de la violencia para degradar a un ser humano.

En este sentido, es mi opinión que a GESE le ha sido arrebatado su honor y posiblemente como ciudadanos pensemos también que hemos sido deshonrados, porque esto constituye un atentado y una ofensa contra la soberanía de Panamá.

Lo anterior, nos hace recordar tiempos pasados en que, como profesora de la asignatura de Historia de las Relaciones de Panamá con los Estados Unidos, les explicamos estos aspectos a nuestros estudiantes, que pensábamos que no volverían a repetirse, aunque los hechos actuales demuestran todo lo contrario.

PROFESORA DE HISTORIA DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ.