Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Donaldo Augusto Sousa Guevara

Columnistas

El CTNA, profesionales del sector e integridad

Desde los años 70, como profesor universitario, nos dedicamos a promover y asesorar asociaciones ambientalistas, de empleados públicos, de pueblos

Desde los años 70, como profesor universitario, nos dedicamos a promover y asesorar asociaciones ambientalistas, de empleados públicos, de pueblos originarios, de las ciudades, rurales, de trabajadores, de gremios profesionales y otras; entre ellas, a todos los gremios de las ciencias agrícolas y desde el año 1981 a la fecha, me desempeño como asesor jurídico del Consejo Técnico Nacional de Agricultura, CTNA, Órgano Colegial, Súper partes de Derecho Público del Estado panameño que, conforme la ley 22 de 1961, otorga las idoneidades a los profesionales del sector, controla el ejercicio de la profesión y es ente asesor del Estado en materia agropecuaria, entre sus diferentes competencias.

Los creadores del Ordenamiento del CTNA, fueron grandes visionarios, en cuanto a la participación mayoritaria y decisoria de la Sociedad y los legítimos representantes del sector agropecuario, así crearon el CTNA, donde conforme el artículo 6 de la ley 22, el mismo está integrado por cinco miembros, tres miembros designados por los gremios profesionales de las ciencias agrícolas, uno de la Universidad de Panamá y uno del actual MIDA, lo cual permite al mismo una gran autonomía y legitimidad en su integración y decisiones, considerando que los miembros, una vez cumplido los otros requisitos legales y emitida la Resolución que los nombra, quedan en el cargo por cinco años, de manera que los cambios de Gobiernos o quien los designó no puedan afectarlos, porque simplemente deben responder al ordenamiento el CTNA y su competencia.

La importancia del CTNA es enorme y vital, para el control, ejercicio y defensa de la profesión en ciencias agrícolas en el país, contra el ejercicio ilícito de la profesión y el irrespeto a los profesionales, pero larga ha sido la lucha por el cumplimiento de las normas que amparan la profesión, donde además de los gremios del sector, el CTNA ha tenido un rol de primera línea, así tenemos que por muchos años, los Gobiernos nuevos se dedicaron a destituir a numerosos profesionales para nombrar a sus copartidarios y amigos, incumpliendo lo establecido en los artículos 10 de la Ley 22 y 15 del Decreto 265, que la reglamenta, que otorga al CTNA una competencia en la materia, hasta que, luego de una lucha que apoyamos, la Corte Suprema de Justicia, mediante reiterados fallos, estableció jurisprudencia de total respeto al procedimiento de destitución de un profesional de las ciencias agrícolas, en particular, la competencia del CTNA sobre la materia. Lo que ha frenado las destituciones ilícitas.

El importante rol del CTNA se ha fortalecido con el tiempo, en particular en cuanto a las normas que apoyamos, para establecer el Escalafón de las Ciencias Agrícolas, Ley 11 de 1982 y el Decreto 71 de 1984, así como las sucesivas luchas para el pago del escalafón y su aumento cada cinco años, conforme la ley, donde siempre hemos estado apoyando con los miembros del CTNA. Todo lo anterior se ha logrado con el apoyo de los gremios y profesionales, a pesar de la apatía de algunos, que actuaron pasivamente por motivos políticos y oportunistas.

Actualmente, conforme lo establece el comunicado a la nación publicado en este diario, el 21 de septiembre, el CTNA, está siendo sometido a un atentado por parte del Gobierno nacional que está incumpliendo con sus normas y competencia, lo que demuestra que no tiene interés alguno en que el mismo funcione, simplemente porque no tiene el control de sus decisiones y el mismo está en manos de los profesionales, de la sociedad organizada, como debe ser y es un gran ejemplo de lo que debemos hacer en todas las instituciones del Estado, de manera que el Ejecutivo se limite a ejecutar y no a decidir las cosas y menos lo que tiene que ver con el ejercicio de una profesión científica.

Ante lo expresado, hago un llamado a todos los profesionales de las Ciencias Agrícolas y sus gremios, a todos los gremios profesionales del país, a los Consejos y Juntas Técnicas y a nuestra Federación, Fedap (Federación de Asociaciones de Profesionales de Panamá), como a los ciudadanos en general, a forjar una unidad para defender y apoyar firmemente al CTNA, en su lucha para que el Gobierno nacional respete el cumplimiento de su ordenamiento jurídico, porque de ello depende la idoneidad, la estabilidad, el escalafón y el ejercicio de la profesión en ciencias agrícolas. Además, hago un llamado para que se pronuncien, en forma decidida y científica, ante la crisis del sector agropecuario de nuestro país, responsabilidad que tienen, por ser los genuinos representantes científicos e idóneos.

PRESIDENTE DE LA FEDAP.