La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Daisaku Ikeda

Columnistas

Los derechos humanos

Son personas con una verdadera cultura y educación

¿Qué puedo hacer para destacar en materia de los derechos humanos? Puedes empezar leyendo buenos libros. Descubrirás muchas cuestiones relativas a los derechos humanos en las páginas de estas obras.

Es más, puedes aprender a reconocer las virtudes positivas de otros. Uno de los primeros pasos para respetar los derechos humanos es apreciar y fomentar la individualidad de los demás.

También es importante forjarse una perspectiva sólida sobre la humanidad, dándose cuenta de que, aunque haya gente distinta a ti, todos son miembros de la misma familia humana.

Según un científico, la capacidad para diferenciar se encuentra en un nivel muy superficial del cerebro, mientras que la capacidad para encontrar puntos en común, implica un procesamiento de la información muy sofisticado a un nivel mucho más profundo.

Quienes pueden llevarse bien con todo tipo de personas, viéndolas como iguales, como seres humanos semejantes, manifiestan la verdadera excelencia de su carácter. Son personas con una verdadera cultura y educación.

Cuantos más ricos sean nuestros corazones, nuestra humanidad, mejor podremos reconocer y valorar la humanidad de los demás. Quienes son agresivos y menosprecian a los demás, no hacen más que menoscabar su humanidad. Los derechos humanos son el sol que ilumina el mundo. Son también el amor por la humanidad, la amabilidad y la consideración. Todos estos aspectos alumbran nuestro mundo. Su luz hace que las cerezas, las ciruelas y los melocotones florezcan gloriosamente en la sociedad, haciendo que todas las personas revelen su potencial único. Tu misión es hacer que en el siglo veintiuno, salga el sol de los derechos humanos. Para ello, haz primero que salga en tu corazón el valiente sol del amor por la humanidad. Francis William Bourdillon lo expresaba de un modo muy bello en su poema ‘Light' (Luz). La noche tiene mil ojos y el día solo uno; pero la luz del mundo brillante muere, cuando muere el sol.

La mente tiene mil ojos y el corazón solo uno, pero la luz de la vida muere, cuando el amor se termina.

PRESIDENTE DE LA SOKA GAKKAI INTERNACIONAL.