La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Enrique Jaramillo Levi

Enrique Jaramillo Levi

Columnistas

Universidad Tecnológica y creatividad literaria

‘[...] que esta información sirva para que tan importante labor de apoyo, estimulación y difusión de la cultura literaria en Panamá siga prevaleciendo entre los valores añadidos de esta singular universidad [...]'

Cuando fui contratado en 1996 por la Universidad Tecnológica de Panamá para introducir gradualmente diversas manifestaciones de la Cultura en su quehacer académico y, sobre todo, extracurricular, era imposible visualizar que dicha institución llegaría a ocupar un sitial tan relevante en esos territorios tan poco valorados universitariamente en aquella época, tan menospreciados a veces por otras entidades estatales y privadas. Sobre todo en el campo de la creación literaria, tratándose de una Casa de Estudios creada y meticulosamente planificada para formar ingenieros y técnicos muy diversos para el desarrollo material de nuestro país. Ese mismo año se crea la Coordinación de Difusión Cultural, y en aquella época ésta queda directamente bajo el tutelaje de la Rectoría, que ocupaba entonces el Ing. Héctor Montemayor, quien ahora vuelve a ocupar ese honroso cargo.

Veintidós años más tarde, no cabe duda alguna de que en Panamá la UTP está a la vanguardia de las actividades literarias universitarias, dándole así no sólo un lugar relevante a los escritores nacionales, sino sobre todo, sensibilizando también a los lectores, tanto de la propia universidad como del público en general. Todas las propuestas e innovaciones literarias de aquella primera época pionera continúan vigentes tras el paso de cinco rectores por la institución, con algunos honrosos añadidos (como la creación formal de una Editorial).

En primer lugar, es la única universidad del país que convoca anualmente cuatro premios literarios, los cuales han ido adquiriendo notoria relevancia: el Premio Centroamericano de Literatura ‘Rogelio Sinán' (único certamen de carácter internacional que tiene nuestro país), el Premio Nacional de Cuento ‘José María Sánchez' (estos dos concursos llevan 21 años de existencia continua), el Premio Nacional de Literatura infantil y juvenil ‘Hersilia Ramos de Argote' y el Premio ‘Diplomado en Creación Literaria'. Y además, con excelentes resultados. No sólo cada premio otorga un incentivo económico, sino que las obras ganadoras se publican, enriqueciendo así notablemente la bibliografía literaria nacional.

Por otra parte, desde hace 15 años se convoca, también anualmente, un Diplomado en Creación Literaria, en el que se imparten 9 asignaturas cortas durante 10 semanas: todos los profesores son reconocidos escritores nacionales. Han egresado, en total, más de 200 personas en ese lapso. De esos estudios han nacido no pocos nuevos autores que a corto o mediano plazo pasaron a ganar concursos literarios y/o a publicar sus primeros libros. Por supuesto, no es el Diplomado el que crea al vapor a los escritores, sino que son ellos los que, teniendo un marcado gusto y facilidad por la escritura creativa, han perfeccionado sus conocimientos y sus técnicas.

Algunos ejemplos de autores, de muy diversas procedencias y edades, surgidos de este Diplomado, en diversos épocas: Javier Alvarado, David Róbinson, Eyra Harbar, Lupita Quirós Athanasiadis, Isabel Herrera de Taylor, Lissete Lanuza Sáenz, Annabel Miguelena, Klenya Morales, Eduardo Soto, Luigi Lescure, Gina Paola Stanziola, Gorka Lasa, Danae Brugiati Boussounis, Dimitrios Gianareas, Eduardo Jaspe Lescure, Olga de Obaldía, Nicolle Alzamora Candanedo, Héctor Aquiles González, María Laura De Piano, Mónica Guardia, Gloria Melania Rodríguez, por solo mencionar unos pocos. Como puede observarse, la mayoría son mujeres.

Como resultado de doce años (1996-2007) de coeditar con la UTP libros de autores panameños y la revista cultural ‘Maga', hoy en día existe la Editorial Tecnológica, a través de la cual la universidad saca al mercado valiosos libros, no sólo de tema tecnológico y científico, así como libros de texto que usan los profesores, sino también importantes obras literarias. Cabe señalar que cada vez que la UTP da a conocer una nueva obra literaria o una nueva edición de la revista ‘Maga', organiza un acto cultural en el cual estas publicaciones son presentadas y discutidas con el público, recibiendo casi siempre una buena atención mediática. También ocurre que a menudo algunos de estos libros son asignados y discutidos en los cursos de Español o Redacción que se imparten en el primer año de cualquier carrera de la propia universidad.

Además, desde hace muchos años la UTP tiene en la red un importante ‘Directorio de Escritores Vivos de Panamá', en el cual mantiene actualizada relevante información sobre el desempeño personal (premios, distinciones), mediático y bibliográfico de más de 250 autores nacionales. Un gran apoyo para quienes investigan estos temas o simplemente se quieren informar, tanto en Panamá como desde cualquier lugar del mundo.

No es poca cosa. Ojalá que esta información sirva para que tan importante labor de apoyo, estimulación y difusión de la cultura literaria en Panamá siga prevaleciendo entre los valores añadidos de esta singular universidad, en buena hora fundada por el Dr. Víctor Levi Sasso con visión de futuro, y cuyo campus central lleva hoy su nombre.

ESCRITOR