La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Guillermo Rolla Pimentel

Columnistas

Desarrollo

‘El oportunismo creó nuevos ricos en un partido que todavía lleva el 11 en su bandera y también los intereses de la oligarquía neoliberal privatizadora [...]'

Desarrollo es la meta a la que aspiran el país y los comerciantes que ya caminan por esos éxitos. Educación, turismo y construcción son los temas específicos que proponen estimular para avanzar en ese progreso. La educación es incuestionable especialmente en tecnología y equipos industriales, así como en cultura humanística general. La capital ya tiene la imagen de un Manhattan caribeño y los bienes raíces analizan hasta cuándo se mantendrá la capacidad de ocupación de los rascacielos. Nuestro país tiene gran riqueza ecológica y panorámica. Las dificultades turísticas no son tanto los costos hoteleros locales, como la competencia de las islas caribeñas, muy cercanas a EUA, que también tienen sus atractivos y experiencias previas. Las importantes ganancias empresariales y bancarias de nuestro medio, lamentablemente no se trasladan al sector laboral, donde el sub y desempleo afectan justamente al nivel que más lo necesita. Para un desarrollo integral que cubra todos loa niveles de la población y del país, hay que contemplar y considerar otros rubros básicos, como la seguridad alimenticia, que deriva sus acciones al área agropecuaria y agroindustrial, que disponen de amplias tierras, inclusive propiedad de las comarcas, en espera de las inversiones desarrollistas, siendo un grupo que merece apoyo y orientación para que también se supere al progreso.

En las ciudades canaleras hay todo un trabajo marítimo y pesquero que aguarda por la explotación científica de nuestros dos mares por biólogos marinos. Por especialistas en logística y por técnicos para astilleros que le den servicio a todo el continente, desde las orillas del Canal. Claro que hay dificultades que vencer, como la demanda de agua. Para eso están los panameños y panameñas que, desde niños, debemos saber valorar el líquido y ahorrarlo como un valioso tesoro. Junto a estos parámetros materiales tenemos ahora otros factores sociológicos, como la seguridad, la democracia real, la paz, la dignidad, la ecología y la libertad, que se evalúan en su justa dimensión cuando se pierden, como nos ocurrió aquí en Panamá.

Sobre todo cuando nos instalaron una dictadura disfrazada de revolución socialistoide. Ya teníamos antecedentes de la mimetización de los dictadores, cuando los usaron para diezmar la guerrilla de los estudiantes en cerro Tute por 1959. Y sobre todo cuando, ante la agresión de ejército de EUA el 9 DE ENERO DE 1964 contra el pueblo en la capital y Colón. En esa fecha, por no cumplir EUA el acuerdo de izar la Bandera Nacional, nuestros estudiantes acudieron a colocarla, pero fueron atacados por el ejército de EUA. La Guardia Nacional de Panamá se escondió y, dirigida por Torrijos, persiguió y encarceló a los dirigentes panameños. Manifestando la dependencia que tenían como espías de EUA y la CIA. En 1968, en vísperas electorales y de la firma de un nuevo Tratado del Canal, Leopoldo Aragón, periodista, publicó una instrucción del ejército de EUA en que afirmaban que no firmarían un tratado con Arnulfo Arias, sino con un Gobierno militar, especificando con Torrijos.

En esas elecciones triunfó el Dr. Arias, pero a los 11 días de Gobierno los militares dieron un golpe de Estado con el apoyo aéreo y terrestre del ejército de EUA, contra las guerrillas constitucionalistas de panameñistas e izquierdistas en Chiriquí, Coclé y Chilibre. El dictador recibió el apoyo diplomático de EUA, los comerciantes y la banca, los partidos de ultraderecha, causando centenares de muertos y desaparecidos, encarcelados, torturados y exilados, cierre de periódicos, radios, colegios, y la Universidad. Se dedicaron al tráfico de armas ‘made in USA' y drogas, además de espiar a las guerrillas de Santo Domingo, Colombia, y otras. Los Tratados que firmaron permitieron la invasión del país cuando lo decidieran las autoridades de EUA. EL asesinato de Torrijos, así como el de Roldós en Ecuador, por ajusticiamiento de guerrilleros, dio paso a Noriega como dictador y entonces, a negociar equipos bélicos de diferentes procedencias, lo que hizo a EUA perder el control.

Luego de un año de prisión, exilian a los comunistas y algunos panameñistas a Chile. Un año después el canciller comerciante, de Panamá, para explotar el mercado de Cuba, inicia relaciones con esa isla y traen a los comunistas vendidos para apoyar la dictadura. Siguen los desaparecidos y decapitaciones. Declaran la guerra a EUA. Sus mismos colaboradores solicitan la intervención de EUA, y así la dictadura que EUA mismo creó, la destruye, pero nos dejó una gravísimas experiencias. Todos los intentos por racionalizar la desviación estratégica de los seudomarxistas y tratar de encontrar una mixtura de Stalin con el fascismo hitleriano en una ideología que al final queda convertida en narcotráfico y en enriquecimiento ilícito. Que con sofismas y pretensiones de demagógicos discursos de café, intentando explicar el apoyo a una dictadura colonial fascista mimetizada de revolución, y además sobre los muertos, desaparecidos y exilados por años. El oportunismo creó nuevos ricos en un partido que todavía lleva el 11 en su bandera y también los intereses de la oligarquía neoliberal privatizadora, mala imitación del social-panameñismo, del que tomó sus principales contenidos programáticos. La figura de un socialismo-nacionalismo de los militares fue realmente una dictadura fascista y corrupta que fue apoyada por los comunistas para que los trajeran del exilio. Todavía se espera la justicia para pagar daños y perjuicios a las víctimas de la dictadura.

MÉDICO Y EX MINISTRO DE ESTADO.

EN MEMORIA DEL PROF. BETITO QUIRÓS.

==402==========

‘El dictador recibió el apoyo diplomático de EUA, los comerciantes y la banca, los partidos de ultraderecha [...]'

‘En las ciudades canaleras hay todo un trabajo marítimo y pesquero que aguarda por la explotación científica de nuestros dos mares [...]'