21 de Feb de 2020

Yolanda I. Crespo D.

Columnistas

Bellos días

‘La autora examina las ambigüedades de una relación desigual, intensamente erótica, degradante, explotativa'

Nuevo libro de la escritora norteamericana Joyce Carol Oates, condecorada con la Medalla nacional de Humanidades, el premio Ivan Sandorf , galardonada del PEN Club por la excelencia de su ficción, catedrática de la Universidad de Princeton y candidata al Premio Nobel de Literatura.

Beautiful Days (Bellos días), reúne once cuentos magistrales. Obra literaria impecable, de gran contenido psicológico, exhibe los límites de las fronteras sociales, psicológicas y morales que marcan la conducta. Cuestiona actos, condenas, prejuicios y encarna una extraña fascinación por lo prohibido. Ostenta extraños individuos, solitarios, atrapados en relaciones asfixiantes, destructivas, devela el encanto de la vida interior. Mantiene el misterio y la belleza del lenguaje.

Destaca Les beaux jours, centrada en la historia de Jenny, delicada doncella de once años y modelo del extraordinario, famoso y excéntrico pintor, que vivía en un antiguo castillo de piedra construido en 1583. Dentro del palacio, existía una tiniebla perpetua. Esta gran mansión era llamada Le grand chalet des âmes perdues.

Contemplamos la existencia de una ingenua niña secuestrada, con miedo y adoración por su verdugo. (El síndrome de Estocolmo.). La joven musa enamorada del hombre perverso y misterioso que la seducía y humillaba, se burlaba de ella, lastimándola física y emocionalmente.

Exploramos la relación sadomasoquista, lacerante, del siniestro varón, que cual vampiro se alimenta de la pureza, juventud e inexperiencia de las niñas modelos mantenidas cautivas en un calabozo del palacio.

La autora examina las ambigüedades de una relación desigual, intensamente erótica, degradante, explotativa. Jenny oía débiles voces que pedían ayuda, lamentos y llantos de las criaturas que aparecían en los lienzos. En su galería exhibía sus espléndidos cuadros representando la belleza y el sufrimiento. Las modelos que ya no quería eran seres desechables, desnutridas, débiles, mareadas. Desfallecidas por la Inanición. Les restringían los alimentos y se desmayaban encadenadas en el sótano.

En el gran espejo su cuerpo se reflejaba desnudo, pasaba largas horas en el estudio del Maestro, su rostro era el de una linda muñeca. Él entra en trance al ejecutar sus imágenes en silencio. Recién llegada al castillo, fue tratada como una princesa, colocaban lirios del valle en su alcoba, disfrutaba la delicada fragancia, le proporcionaba alegría e hipnotizaba. Una criada la bañaba, lavaba su cabellera. A veces él la duchaba, la llevaba a su lecho y la peinaba. Sólo pensaba en el embrujo del Maestro. Nunca vio su fisionomía, no estaba permitido. Era mayor que su padre, distinguido, pálido. Ninguna de las cautivas ha conocido al hijo del Maestro, que pinta y vive en París. Les Beaux Jours está narrada por una niña seducida por una pintura erótica, su ingenuidad la llevo al peligroso, enigmático mundo del arte. Teme, pero es atraída por el misterio que trasforma su vida. Descubre que no podrá salir de ese mundo surreal y cruel.

Oates explora los secretos más íntimos, la necesidad de mantener independencia, fomenta actos de valentía liberadora, desobediencia, comportamientos insolentes, depravados y temerarios, abunda en cuestiones de ética y fracasos.

‘Fractal' presenta el drama de un niño que se pasa en la computadora todo el tiempo obsesionado con fractales, patrones geométricos constantes, el fractal tiende a repetir patrones idénticos infinitamente que se encuentran en la música, la arquitectura, la naturaleza, el arte, la matemática y la ciencia. Deseaba conocer el Museo Fractal, su madre decide llevarlo. La entrada valía $35, su progenitora le pidió que no se separara de ella. Estaba prohibido que ningún menor entrara solo, al tomar el tour del museo, su madre le ruega que la espere que va ir al baño. Oliver desobediente, entró al Triangulo del Laberinto de Sierpinski, separándose de su madre física y emocionalmente, en donde se encontró un perro robot que lo aniquiló, Oliver se desvanece. Se transforma en parte del museo, encuentra que las paredes están hechas de piel humana. Oliver que tanto amó los dibujos arquitectónicos fractales, es tragado por un Museo sin ventanas. Su madre desesperada no puede recuperar a su hijo.

El cuento del Indocumentado, presenta el caso de un joven africano utilizado para experimentos de neurociencia donde operan distintas partes del cerebro. Pierde su memoria y su razón de vivir.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE UNIVERSITARIA