La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Kendall Mckella Drayton

Columnistas

Russell: patriota y defensor de los derechos afrodescendientes

Este hombre de múltiples facetas tuvo a bien hasta el momento de su muerte expresar su amor a esta patria que lo vio nacer

La verdad que expresarse sobre una persona en particular, termina siendo complejo. Cuando generalizamos, es fácil. Enunciar sobre alguien específico, desde tu punto de vista, debe ser orientado en base a una verdad conocida y experimentada. Pues así lo es para mí, cuando quiero compartir sobre una distinguida personalidad que lleva o llevaba por nombre Carlos E. Russell.

Este hombre de múltiples facetas tuvo a bien hasta el momento de su muerte expresar su amor a esta patria que lo vio nacer. Hace semanas, viajando hacia los EE.UU. se encontró con que bajando del avión, debía ser llevado al hospital por un mal que le aquejaba. Teniendo una vivencia en Nueva York por años, y muriendo por allá, el pasado diez de julio, su deseo firme fue ser llevado a su patria Panamá. Se cumplió esa voluntad, y para hoy jueves 26, ha de ser despedido en una ceremonia luctuosa en la Iglesia Episcopal de San Cristóbal, en calle décima Parque Lefevre, y enterrado en el Jardín de Paz.

Pero quién es el hombre para muchos que lo desconocen, y ello porque no mantenemos la crónica histórica de los nuestros a fin de que no olvidemos gente y sucesos, es a bien lo que me gustaría compartir en breves palabras que se me concede.

El Dr. Carlos E. Russell fue embajador plenipotenciario de Panamá ante las Naciones Unidas y ante la Organización de los Estados Americanos en varias ocasiones, entrevistador o corresponsal ante personalidades como Malcom X, Martin Luther King, Director de la División de Asuntos Urbanos Internacionales en el Medgar Evers College, ciudad universitaria de New York. Profesor Emeritus en el Departamento de Servicios Educacionales de la Universidad de Brooklyn, dictando cursos en Literatura Africano-Americano, Cultura Latinoamericana y Africana y Política. Decano de la Escuela de Estudios Contemporáneos, Superintendente del Departamento de Servicios Educacionales. Participó en segmentos televisivos, editó, publicó libros, guiones teatrales y funda su compañía Teatro de la Diáspora Africana, donde inicia una extensión en Panamá con la obra ‘El Jubilado', con éxito en el auditorio Ascanio Arosemena. Colaboraba con este periódico con una columna de opinión, e igualmente compartía sus poemas, puesto que era un gran poeta. La lista es larga, y aún con sus ochenta y tres años, quería hacer más y contribuir con la sociedad; entre sus planes estaba el establecer una Escuela Taller Permanente, cuyas producciones tuviera como contenido la historia, cultura y trayectoria de identidad de los Afrodescendientes tanto en Panamá como en América, plan sin feliz término, por el sistema establecido y la idiosincrasia en este país. Dejó en el tintero una obra por terminar y publicar, donde tuve la bendición de asistirle. No olvido su discurso pronunciado sobre la Invasión a Panamá, y permitirme declamar su poema: ‘Cuando Cayeron Las Bombas'. Muy emotivo para todos. Compartido incluso en este periódico.

El Dr. Russell quería montar su obra: ‘When Old Mothers Remember', versión para Panamá: ‘Memorias de una Anciana', que recoge la vivencia de los arribados para la construcción del Canal. Trabajábamos este proyecto, al igual que otros, lo que como nos refiere el ejemplo de Wang Deshun, un asiático que a los setenta y nueve años asombraba al mundo con su desfilar en una pasarela, y que a los ochenta años decía que tenía muchos sueños por cumplir, y cito lo que entonces se publicó: ‘Nadie puede alejarte del éxito, excepto tú mismo'. ‘Si piensas que es demasiado tarde, ten cuidado…Sólo es una excusa para rendirte'. Pues en el caso del Dr. Russell, nunca se rindió. Iba a trabajar, esperaba volver para seguir trabajando, y eso que ya no podía servirse de sus pies.

Este ilustre personaje que ha dado mucho por su país, y que merecidamente tuvo a bien recibir la Orden Vasco Núñez de Balboa años atrás, nos deja grandes legados y nos invita a vivir a plenitud.

ACTOR, ACTIVISTA Y EDUCADOR