Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Avatar del Mireya Lasso

Mireya Lasso

Columnistas

¡Presidentes ladronazos!

‘No todos los presidentes se han comportado de igual forma, pero lamentablemente los criminales son muchos'

Es una cruda expresión, pero lo que hemos visto últimamente nos produce vergüenza, cólera y frustración. ¡Cómo es posible que personas, en quienes el pueblo confió y creyó, llevándolos a altos sitiales del país, hayan cometido tantas fechorías, desmanes, traiciones! ¿Tienen corazón esos traidores infelices? No encuentro términos menos inelegantes para calificar sus actuaciones perversas, sus abominables acciones con dineros que otros necesitan.

No todos los presidentes se han comportado de igual forma, pero lamentablemente los criminales son muchos.

El expresidente de El Salvador Elías Saca confesó hace escasamente unos días que durante los cinco años de su mandato en secreto desvió y lavó con sus cómplices más de US$300 millones del presupuesto nacional con la argucia de tratarse de fondos para la seguridad nacional. Al verse abrumado con tantas pruebas en su contra que la Fiscalía aportó, admitió su delito para recibir una condena de 10 en lugar de 30 años. El señor Saca, candidato del partido derechista Arena, aceptó haber adquirido mansiones, autos de lujo y haciendas por cerca de US$30 millones con el dinero robado y ahora tendrá que devolver, así como los ‘varios millones de dólares' que entregó a su partido político. Ministros, viceministros, presidentes de entidades autónomas y presentadores de noticias de televisión también fueron beneficiados con ‘sobresueldos' mensuales.

Su predecesor, Francisco Flores, fue también acusado de iguales irregularidades, pero falleció antes de ser condenado. El expresidente Mauricio Funes, candidato del izquierdista FMLN, asilado en Nicaragua, ha sido declarado culpable de enriquecimiento ilícito y condenado con su hijo Diego a devolver las sumas robadas; además es acusado por delitos de peculado, negociaciones ilícitas, malversación y tráfico de influencias.

Varios expresidentes centroamericanos han sido investigados por delitos similares; uno de ellos, el guatemalteco Otto Pérez, espera juicio por enriquecimiento ilícito, asociación ilícita y defraudación aduanera. El expresidente hondureño Rafael Callejas se declaró culpable ante una fiscalía neoyorkina de asociación para delinquir y transferencias bancarias fraudulentas vinculadas al escándalo FIFA.

Las últimas gravísimas acusaciones contra un mandatario latinoamericano surgen en Argentina por los llamados ‘Cuadernos de Centeno' revelados por el diario La Nación de Buenos Aires. Oscar Centeno, conductor de taxi o ‘remise' bonaerense, quedó llevando a Roberto Baratta, subalterno de Julio de Vido, superministro de Planificación del matrimonio Kirchner, a recorrer diversas empresas en Buenos Aires para recoger bolsos de dinero que les entregaban contratistas del Estado y que terminaban en manos de los Kirchner. Desde febrero del 2005 hasta agosto pasado, Centeno anotó prolijamente en sus libretas los lugares, personas, bolsos, los millones de dólares que recogían puntualmente en bolsas negras en lugares designados, por ejemplo en la Calle Maipú 741, sede de importante empresa privada dedicada a obras públicas.

Todos los ‘Cuadernos' llegaron a manos del periodista Diego Cabot del diario bonaerense y sus reportajes han dado lugar a un escándalo de corrupción, coimas y sobrecostos de proporciones solamente semejantes al de Odebrecht. El tema seguirá conociéndose a medida que continúen confesando los cómplices que están colaborando para beneficiarse con acuerdos de reducción de penas. Es curioso que una empresa que logró grandes contrataciones con el Estado argentino, que ‘se encuentra bajo un seguimiento por estar vinculada a casos de presunta corrupción', sea la empresa Benito Roggio e Hijos S.A., concesionaria de Metrovías y de distintas obras en todo el país. A esa empresa se adjudicó la construcción de varias obras en Panamá, como la carretera Divisa-Chitré.

Afortunadamente no todos los expresidentes son iguales. Uruguay y Panamá nos podemos ufanar de un Guillermo Endara y de un José ‘Pepe' Mujica; ninguno defraudó ni engañó a sus pueblos. Ejemplos de imitar.

EXDIPUTADOS

‘Afortunadamente no todos los expresidentes son iguales. Uruguay y Panamá nos podemos ufanar de un Guillermo Endara y de un José ‘Pepe' Mujica [...]'