La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Avatar del Julio César Caicedo Mendieta

Julio César Caicedo Mendieta

Columnistas

Posibilidad de robo de urnas aumenta para el 2019

Ahora, en pleno cuarto del siglo 21, pese al esfuerzo del Tribunal por hacer las cosas bien y aumentar la confianza que el pueblo le tiene

En Potrero de La Pintada de Barataria, lo mismo que en cualesquiera de los 538 corregimientos inocentes o bobos de la ínsula, que finalmente, al parecer, le ha tocado a los materialistas e interesados de Sancho y su jumento, los reincidentes en el delito de robo de urnas, podrán hacerlo con más garantías y seguridad que, como la gente cuenta cada cinco años, los ridículos sucesos que ocasionó el arcipreste apodado ‘Sacramento del mal' su Ñato Amado, su guerrero y conductor de extrema confianza; cuando se robaron una urna cercana al cerro la Teta. Hechos en donde la policía esposó al Ñato Amado para llevárselo al calabozo, sacó la urna robada del transporte del Guerrero (¡hoy precandidato por la libre!, ¡con el mayor cinismo), hasta que decenas de ciudadanos dispuestos a atestiguar hoy mismo, aunque hayan prescrito los desgraciados casos por no ser denunciados, pues observaron absortos la llegada del legendario arcipreste ‘Sacramento del mal', ordenando en esa noche oscura al policía liberar y despojar de las esposas que apretaban la nariz y las manos del Ñato. Pasando, dicen, por encima de las autoridades electorales de ese momento que marcaba la primera década del siglo 21, de aquí de Barataria y lógico ganando las elecciones de Fidanque a Toledano o sea de moro a sefardita o viceversa.

Ahora, en pleno cuarto del siglo 21, pese al esfuerzo del Tribunal por hacer las cosas bien y aumentar la confianza que el pueblo le tiene, más los millones de pesetas invertidos en seminarios de capacitación, ética, moral y un etcétera grande, existen muchos portillos por donde se pueden diluir como leche derramada estos reconocidos esfuerzos por la mayoría de la nación que afortunadamente, es gente de bien.

Y una de las causas está en la facilidad aprobada por la curiosa Asamblea de Madan Cagalú, que aumentó ostentosamente las fianzas al atrevido que se le ocurriese presentar demandas de nulidad de cualquier elección popular por motivos establecidos en esa nueva ley. Las víctimas tendrán que presentar fianzas de 2000, 25 000 y 50 000, según sea el caso: representante, diputado o presidente y solo si se denuncia en ayuna sin hablar con nadie desde la proclamación y hasta tres días hábiles después de la publicación del boletín electoral. Como pensó el jumento cabreado: ‘Filipollas'.

ESCRITOR COSTUMBRISTA.