La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

José A. Berdiales

Columnistas

Veraguas: la agonía de los manglares de Morrillo

‘¿[...] las autoridades ambientales no han analizado la importancia que tiene este bosque para [...] todos los panameños?'

¿Qué significa la palabra ‘agonía'?, un vocablo griego, que puede traducirse como ‘lucha', llegó al latín como agonía. La evolución etimológica del término derivó, en el castellano, en la noción de agonía: el estado previo al fallecimiento.

Los manglares son, a ciencia cierta, los colonizadores más espectaculares de la zona intertidal: árboles y arbustos se han adentrado en el mar. Estas especies se han adaptado a los retos fisiológicos y físicos inducidos por salinidades variables, suelos e inestables, dinámicas de los litorales en permanente cambio. (Atlas Mundial de los Manglares).

Panamá posee amplias extensiones de manglares. Según cifras oficiales producidas en el 2000 por la entonces Autoridad Nacional del Ambiente, cerca del 5.6 % de la cobertura boscosa del país, aproximadamente unas 170 hectáreas, eran bosques de manglar, la mayoría de las cuales se ubican en la vertiente del Pacífico.

Panamá cuenta con dos (2) de las 19 especies existentes de Rhizophoraceae ; dos (2) de las ocho (8) de las Avicennianceae , dos (2) de las cinco (5) Combretaceae ; y la única Pellicieraceae en el continente, la cual se encuentra tanto en el Atlántico como en el Pacífico panameño. De igual forma, se encuentra el Acrostichum aureum de la familia Pteridacea .

En la provincia de Veraguas, en el distrito de Mariato, corregimiento de Quebro, se encuentra el río Morrillo. En su cuenca baja existe un bosque de manglar conformado por las siguientes especies; Mangle Piñuelo ( Pelliciera rhizophorae ), Mangle Rojo ( Rhizophora racemosa ), Alconorque (Mora olifera), también se encuentra el Mangle botón ( Conocarpus erectus ) y árboles de Avicennia.

La especie de mangle dominante en este sitio es el Mangle Piñuelo, es un árbol que mide 20 metros de alto, su corteza es gris, crece en tierras bajas, en clima seco a muy húmedos en áreas de manglares. Su distribución está muy asociada con sitios de muchas escorrentías y a climas con mucha lluvia. En Panamá se han registrado en las provincias de Coclé, Darién, Panamá y el Área del Canal.

Actualmente cientos de árboles que se encuentran muertos en pie y otros ya caídos en el lodo del manglar. ¿Qué sucedió?, ¿cómo estos árboles llegaron a morir tan insólitamente? Según la versión de los lugareños de la comunidad de Morrillo, este crimen ecológico de represar el río ocurrió hace aproximadamente cinco años. Esta mortandad de árboles crea enfermedades la cuales contagian a los demás que han quedado vivos, es importante remover todos esos árboles muertos para poder sanear el ecosistema de manglar.

Los manglares necesitan drenaje periódico, el manglar, si queda sumergido permanentemente, las especies obvian las funciones reductoras, por medio de raíces aéreas y neumatóforos, que tienen un papel respiratorio por medios de sus raíces. Estas raíces, al ser tapadas por aluviones, los árboles mueren. Esta es una de las razones por la cual hubo una mortalidad en esta cuenca baja con la especie Mangle Piñuelo, fue represado el río y el agua, al no fluir, cientos de árboles murieron ahogados.

A la fecha, las autoridades ambientales no se han pronunciado sobre el daño de este delito ambiental que pone en peligro de daño irreversible a los manglares. ¿A qué autoridad le compete este daño, por qué se hacen de la vista gorda? Este ecosistema de manglar único en este sitio, se encuentra presionado por las fronteras agrícolas y ganaderas en sus alrededores, donde la erosión del suelo amenaza por cubrir de lodo al manglar, debido a que no existen técnicas de conservación de suelo que protegen al manglar.

Las acciones para seguir recuperando este ecosistema de manglar en la desembocadura del río Morrillo incluyen la zonificación de la zona en un área protegida para su protección; la producción de plantones de mangle en viveros de mangle, con el objetivo de restaurar el sitio; la realización de un inventario fitosanitario para evaluar el estado de sanidad del bosque; la remoción de toda la madera muerta del sitio para impedir enfermedades a los árboles sanos, etc. Se necesitan también donantes que quieran aportar fondos para seguir recuperando el bosque. La Plataforma de voluntarios Golfos Vivos y la Dirección de Educación Ambiental de la Regional del Ministerio de Educación de Veraguas, con el apoyo de Conservación Internacional, están implementando un programa de restauración y repoblación de los manglares, con el propósito de conservar este ecosistema. Este programa está dirigido a los educadores de la región del Pacífico de la provincia de Veraguas. En este año se implementó en Montijo con las escuelas de El Pilón y Guarumal; en Chiriquí, con la escuela de Quebrada de Piedra en Chiriquí; y en Mariato, con la escuela de Arena de Quebro.

‘[...] este ecosistema [...] es el único refugio que tienen las especies marinas costeras para (su) reproducción [...]'

En el sector de Mariato, en la escuela Morrillo, se construyeron dos camas germinativas con las dimensiones de un metro de ancho, cinco de largo y un metro de altura. Las mesas fueron construida de bambú, se colocó encima de la mesa fango del lodo del manglar y después fueron sembrados encima del fango propágulos de Mangle Rojo ( Rhizophora racemosa ), semillas de Mangle Piñuelo ( Pelliciera rhizophorae ) y algunas semillas de Alcornoque (Mora olifera), este vivero fue construido por moradores de diferentes comunidades que viven en Quebro, con el propósito de recuperar, a través de la restauración, el ecosistema de manglar.

Estos propágulos permanecen en estas camas germinativa por un periodo de 35 a 40 días, tiempo en que desarrollan cuatro (4) hojas y tienen su sistema radicular formado, al igual que las semillas de Mangle Piñuelo y Alcornoque. Se llegaron a producir unos 3800 plantones de mangle, se realizó una jornada de restauración con los educadores de Arena de Quebro, voluntarios, moradores de la comunidad, estudiantes y la Dirección Regional de Veraguas de Educación Ambiental.

La restauración de este ecosistema es muy costosa y es el único refugio que tienen las especies marinas costeras para hacer reproducción larval. ¿Será que las autoridades ambientales no han analizado la importancia que tiene este bosque para el beneficio de todos los panameños?

Queremos, a través este articulo, felicitar la iniciativa de las comunidades, a los educadores, a través de la Dirección Ambiental de Veraguas, al proyecto Golfos Vivos y a Conservación Internacional por su iniciativa de proteger este ecosistema.

INGENIERO FORESTAL, ESPECIALISTA EN MANGLARES.