Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Avatar del Modesto A. Tuñón F.

Modesto A. Tuñón F.

Columnistas

Embrujo y fusión de Latinoamérica

‘La música del continente fue el plato fuerte de esta oportunidad y la audiencia tuvo la ocasión de conocer más de poblaciones vecinas [...]'

Si le dijeran que presenciará un grupo musical de nombre Finlandia; quizás lo primero que se le ocurriría es que hará un atisbo a experiencias provenientes del norte de Europa y se interesará por la novedad. Pues no es eso. Se trata de un dúo cuya denominación coincide con el mencionado país; está formado por un argentino y un brasileño y desde 2010 busca crear nuevas experiencias sonoras con ritmos eminentemente latinoamericanos.

Sí, esto es el dueto de Mauricio Candussi (acordeón) y Rafael Evangelista (violonchelo) que se unieron musicalmente para experimentar la fusión de la amplia variedad de propuestas regionales poco conocidas de sus países. A través de su mezcla, logran nuevas tonalidades y las llevan a un ámbito más universal, gracias a registros de equipos electrónicos, efectos y hasta la inserción de voces para enriquecer sus aportes.

En su repertorio, Finlandia utiliza cadencias de sayas, balao, candomble, milongas, cumbia, danza de tijera, tango. Además de recoger el influjo de tierras como el nordeste brasileño con el forro y afoxé; así como la conga y el bossa nova y del otro lado de la frontera, la samba y la campera. Integrar estos modelos rurales y comunitarios implica la búsqueda constante de nuevas formas y de otras escondidas.

Estos dos artistas estuvieron en Panamá el pasado jueves y ofrecieron un concierto, la primera actividad del año 2019 de World Music Panamá, temporada que vaticina una diversa y muy amplia visita de grupos desde diferentes confines del planeta. Es significativo que un conjunto tan especial empiece la programación de este periodo con una experiencia de más de 350 presentaciones en cerca de 17 países de Latinoamérica y Europa.

Con violonchelo y acordeón como base, Candussi y Evangelista han trabajado en la producción de varios discos; Nanhdara y Extensión (2010), Carnavales (2011), Dale (2013) Dúo Finlandia en el Estudio Showlivre (2017) y cuentan con piezas trascendentales que se pudieron escuchar como Homenaje a las lavanderas, La milonga, Tapioca Nordestina, Tierra del campo, Que vivan los carnavales y Oria.

Ellos han recibido varias distinciones que incluyen la de mejor banda instrumental en 2011; se han mantenido en los primeros lugares de éxitos en 2015 en Brasil. Han logrado armonizar lo tradicional con el sonido electrónico de los teclados y sintetizadores para producir una variedad de arreglos que le dan singularidad a su estilo y que les hace alcanzar aceptación con el público que los aplaude en los escenarios.

Hay en la actualidad la tendencia a trabajar con la vinculación de la tradición con los acordes de manifestaciones como el jazz, el rithm and blues y hasta las variables que la tecnología brinda y que se muestra con una trayectoria interminable. Pero el trabajo de este par de incansables exponentes se basa en un dominio profundo de esas sensaciones cotidianas que toman la vida como fuente y con ellas componen nuevas propuestas.

Como ejemplo, unieron el forro con la milonga para lograr la ‘forronga'.

Lo que se vio en el Ateneo de la Ciudad del Saber fue el producto de sus últimas creaciones y también una selección de sus éxitos más conocidos y que les han dado notoriedad en los recorridos internacionales. Los instrumentos se acoplan, las cuerdas, al aire aspirado, el golpe de los teclados que se enlaza con los efectos del control que domina los tonos y surte la necesaria presencia de una percusión casi imperceptible.

La música del continente fue el plato fuerte de esta oportunidad y la audiencia tuvo la ocasión de conocer más de poblaciones vecinas y con expresiones cuyos influjos no llegan con facilidad hasta acá. Este ofrecimiento de instrumentos y voces fue un repaso melódico; especial por su singularidad y dedicación de ambos exponentes.

PERIODISTA

‘(Finlandia) es el dueto de Mauricio Candussi (acordeón) y Rafael Evangelista (violonchelo) que se unieron musicalmente [...]'