Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Avatar del Modesto A. Tuñón F.

Modesto A. Tuñón F.

Columnistas

Exportar, una estrategia de desarrollo

‘Es un verdadero reto que implica [...], un serio impulso en términos de política [...]. Tenemos capacidad para superar la época de ‘Banana Republic'...'

La recién finalizada Expocomer en Panamá dejó establecidas muchas perspectivas de relaciones comerciales por el intercambio de empresarios de diferentes países. Según información aportada por los organizadores, hubo un intenso ejercicio de acuerdos entre productores y posibles distribuidores de mercaderías de todo tipo; que se apreció durante las jornadas de exposición a las que asistió un público sensibilizado hacia estos temas.

El pabellón del Ministerio de Comercio e Industrias orientó sus propuestas hacia la exportación de productos nacionales y a la dinámica de la industria local por captar mercados extranjeros. Este es un esfuerzo que se desarrolla como componente esencial de la economía y que suele crear núcleos o unidades específicos que promueven en las regiones los procesos de transformación para alcanzar múltiples beneficios comunitarios.

Al contemplar este creciente interés, nos preguntamos sobre esta actividad y hasta qué punto ella contribuye con las finanzas nacionales y la población que se mueve alrededor de tal gestión. El Centro de Innovación e Investigaciones Logísticas Georgia Tech Panamá estudió durante los últimos años este flujo que sale del país y ha sistematizado una plataforma de divulgación que brinda datos para conocer la realidad en este campo.

De acuerdo a este organismo, ‘las exportaciones más importantes en términos de valor FOB (libre a bordo) fueron las del capítulo arancelario de las frutas, seguido los desperdicios y desechos de acero y cobre y finalmente, pescados, crustáceos y moluscos'. Es significativo que la conclusión a la que se llega, implica que se coloca en el exterior en mayor grado, materia prima poco procesada, como la mencionada

¿Qué nos dicen las cifras sobre comercio exterior? El Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC) de la Contraloría General de la República plantea que en 2007 se dio el movimiento más significativo en lo que va del siglo XIX con un balance de mil 250 millones de kilogramos por un valor de mil 126 millones 799 mil balboas. A partir de allí hubo oscilaciones; 2016 fue el año con índices más reducidos.

Estos datos dan cuenta de que en 2016 el movimiento hacia el extranjero fue de mil 111 millones, 730 mil kilogramos; que corresponde a 634 millones de balboas. A partir de este año empezó un lento giro positivo y, según el Centro de Georgia Tech Panamá, en 2018 el indicador ‘por el valor de las exportaciones, excluyendo las de la Zona Libre de Colón, sumó USD 672 millones, es decir, 1.9 % más que el año anterior'.

El INEC informa además que durante este periodo de 2007 a 2016, de los quince productos más significativos, once reportan descensos. Son ellos, camarones y langostinos, pescados congelados, desperdicios de cobre y de hierro, otros salmónidos, piñas y sandías frescas, restos de mercaderías, bananas, café sin tostar y medicamentos. Mientras que solo cuatro aumentaron; harina de pescado, carne de bovino, aceite de palma y azúcar en bruto.

Recientes decisiones estratégicas industriales, como la iniciativa minera, van a cambiar estas cifras al empezar el embarque cuprífero y otras materias extraídas del subsuelo. Sin embargo, es necesario reflexionar sobre pasos adoptados para promover el sello ‘Panamá exporta' en nuevos destinos y mayor cantidad de cajas, envases, paquetes y múltiples formatos que adquiere ese sobresaliente rubro.

¿Cuánto éxito tienen las empresas del país en las ferias internacionales para lograr potenciales distribuidores? ¿Cuántas marcas panameñas pueden apreciarse en los mercados de renombradas plazas comerciales en las regiones vecinas y otros continentes? Se sabe que hay una constante en bananos, pescado y mariscos. Sin embargo, ¿qué relevancia adquieren nuevos e ingeniosos productos poco tradicionales?

Es un verdadero reto que implica además del ingenio, un serio impulso en términos de política donde diversos actores deben involucrarse. Tenemos capacidad para superar la época de ‘Banana Republic'.

PERIODISTA